1/05/2013

la transición venezolana: chávez inicia su nuevo mandato contra el "golpe débil"

Recibimos este interesante comentario del compañero Zinni , aclaratorio sobre la compleja anatomía de la transición venezolana que compartimos 

El 10 de enero efectivamente no hay “falta absoluta”, eso fue una locura de Ramón Aveledo (vocero de la MUD) que no tiene goyete. Ahora, no necesariamente a partir de esa fecha se abre el período de 90/180 días que se establece en los casos de “falta temporal”, de hecho ese es el tema de discusión hoy. Para el chavismo, y eso es lo que dijo Maduro ayer, el acto de juramentación es un mero formalismo que puede ser postergado sin plazos específicos; lo que sí comienza a correr a partir de esa fecha es el mandato presidencial. 

A eso se refería el vicepresidente con lo de la “flexibilidad dinámica”, y no al margen de tres meses. Sin intención, en la nota de TELAM se replica la interpretación de la derecha moderada (Capriles & Cía.), que el mismo Maduro calificó ayer como “golpe débil” (en contraposición al "golpe" sin más de la estrategia de Aveledo) 

Lo más importante de todo esto es que entonces no sería Diosdado quien ocupe la presidencia, ni siquiera el mismo Vicepresidente Maduro, sino que todo continuaría como hasta ahora. Es Chávez quien inicia su nuevo mandato, esperando su recuperación para cumplir con el “trámite” de prestar juramentación. En efecto, la posición oficial es que Chávez hoy se encuentra en funciones en el exterior, con permiso de la Asamblea Nacional, en reposo pero no inhabilitado, ni temporal ni permanentemente. 

Ahora bien, cómo se determina una “falta temporal”? ahí está lo bonito, nadie sabe, no se encuentra especificado por la Constitución, ni se establece que deba ser declarado por la AN. Igualmente, es probable que este problema devenga en abstracto, y que en 6 meses haya una definición definitiva, para bien o para mal, sobre la salud de Chávez. Esperemos que se recupere.

la transición en venezuela : el 10 de enero no habrá "falta absoluta"




Tal como anticipamos en Ramble el 10 de enero no habrá de constituirse la figura de "Falta Absoluta" que propone la constitución venezolana para habilitar el proceso electoral que reemplace al ejecutivo electo en 2011. 

Habrá prórroga por 180 días a la espera de la mejoría de Hugo Chávez y de no suceder, entonces sí, en principio - los 90 días son prorrogables, situación que probablemente la defina la evolución en la salud de Chávez -  se materializaría la convocatoria a elecciones , 30 días después de vencidos los plazos y con Chávez ya sin posibilidad de asumir.

Se trata de un lapso durante el cual Diosdado Cabello ejercerá la presidencia y Nicolás Maduro continuará sus funciones de vice y delfín del lider fundador.

 Leemos en Télam  

Para Maduro, no habrá una falta definitiva, porque no se aplican los supuestos previstos como causas para declarar la ausencia absoluta, que implicaría la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales.

"Ninguno de los casos que se establecen en el artículo 233 se aplica en estos momentos. No hay falta absoluta", explicó el vice, en una entrevista que le hizo el ministro de Comunicaciones, Ernesto Villegas, con un cuadro de Simón Bolívar de fondo, y transmitida por el estatal canal Venezolana de Televisión.

Maduro, señalado por el propio Chávez como su eventual sucesor, reseñó que el mandatario está en uso de licencia concedida por la Asamblea Nacional, y que el 10 de enero continuará el actual mandato.

Insistió, además, en que si Chávez no puede jurar el jueves próximo, podrá hacerlo después ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

"La Constitución establece que en todo caso -como formalismo- debe presentar su juramento ante la Asamblea el 10 de enero, pero ya el 10 de enero comienza el nuevo período constitucional y él continúa en sus funciones y se establecerá el momento que pueda prestar juramento ante el TSJ", explicó.

Indicó el también canciller que la Constitución "abre una flexibilidad dinámica", porque puede haber una ausencia temporal del jefe del Estado, con un permiso de hasta 90 días y una prórroga de otros 90...

un mundo sin grandes cambios







Leemos en Analytica sobre las expectativas para el año 2013 a nivel global y para países emergentes:

El crecimiento de la economía global en 2012 fue del orden de 3%. Para 2013, la expectativa es que se acelere ligeramente, hasta +3.5%. La divergencia entre economías emergentes y desarrolladas persiste. En el primer caso, el crecimiento rondará 5.5%, algo más que en 2012 (+5%) mientras que el PIB del mundo desarrollado aumentará apenas 0.7%, medio punto menos que el año pasado.

¿Qué podemos esperar de la política fiscal? Europa y los EE.UU. buscarán reducir el déficit en un punto del producto, en línea con lo que ocurrió en 2012. El proceso de consolidación fiscal en los países avanzados será similar en magnitud.

¿Qué nos preocupa? Que una eventual profundización de la estrategia de equilibrio fiscal (ajustes mayores a 1% del PIB) pueden recortar en medio punto nuestras expectativas de crecimiento para la economía global durante este año.

¿Quo Vadis Europa? Alejada la posibilidad de una disolución del Euro luego del relajamiento monetario de Mario Draghi en el Banco Central Europeo, ¿qué podemos esperar en términos de crecimiento? 2013 será recesivo en la UE, con inflación controlada (por debajo del 2%). En este contexto, el BCE puede recortar más aún las tasas (0.25%) pero será de muy poca utilidad. El consenso espera una reactivación en el segundo semestre, lo que vemos muy complejo por la continuidad de los programas de austeridad. 

En definitiva, la persistencia de la crisis nos obliga a pensar en un año de continuidad (políticas austeras y recesión) sin rupturas. Los problemas estructurales de la bajísima capacidad de crecimiento europeo seguirán sin resolverse en 2013, en particular porque Alemania, con elecciones en el cuarto trimestre, no tomará medidas al respecto.

Estados Unidos sin recesión, sin abismo fiscal pero sin creación de empleo. Repetimos mucho de lo que se dijo en 2012. La economía americana navega a una tasa promedio de 2%. Las negociaciones pendientes entre demócratas y republicanos sobre el futuro del gasto público es el evento a monitorear durante el año. Un buen acuerdo puede implicar que crezcamos en línea con el promedio de los años post-Lehman. 

La falta de acuerdo o “apretón fiscal” puede hundir a la economía en una recesión. ¿Qué esperamos? Seguir creciendo a tasas mediocres pero estables con una Reserva Federal muy activa y una política fiscal errática. Para destacar a nivel micro, los recientes cambios que se observan en la industria de la tecnología de la información (impresoras 3-D) al igual que en la energía (shale-gas). Vemos estos desarrollos como puntales del crecimiento para fines de la década. Aunque por el momento deberemos conformarnos con seguir los vaivenes de la política fiscal y monetaria.

El año de la Serpiente. En algunos momentos de 2012 se temió que la economía china frenase en forma violenta, una suerte de “hard landing”. La tasa de crecimiento mostrará, cuando sean publicadas, una desaceleración de casi un punto y medio respecto de 2011 (de 9.2% a 7.7%). Para el bienio 2013-14 el consenso espera +8% apuntalado por un gasto en infraestructura en aumento y el reciente cambio de gobierno que favorece (en su discurso) al consumo interno.

En líneas generales, se espera que la economía siga creciendo de manera sostenida al 7.5% en los próximos años. Nuestra visión es menos optimista. Aunque China pueda crecer al 7-7.5% en 2013, hay condiciones que llevan a pensar en una nueva desaceleración. La debilidad de la demanda externa (exportaciones), la aceleración de la fuga de capitales y la caída de la tasa de ganancias del sector privado pueden condicionar el potencial de crecimiento chino por varios años.

Brasil no reacciona. Con un consumo que se mantendrá sólido en 2013, la clave para que se materialice un crecimiento de 4% es que la inversión reaccione a las políticas de estímulo de la administración Rousseff. Pero reducir el costo de hacer negocios en Brasil no alcanza. El contexto internacional no es tan constructivo como en 2010 o incluso 2011. 

Por esta razón somos menos optimistas y vemos un crecimiento más cerca de 3% con un Banco Central poco participativo (con la inflación en el 5-6% no se esperan nuevos recortes en la tasa de interés). Para crecer, debemos ver más cambios en la política fiscal (más gasto o menos impuestos). Brasil ha crecido muy poco en los últimos años, y parte del problema está en el formidable retraso cambiario que aún se mantiene, a pesar de las devaluaciones nominales de 2012.

may be, may be


En un año de desaceleración económica, la economía nacional, contra lo sostenido por los gurúes, igualmente creció pero por debajo de años anteriores.
La desaceleración fue centralmente producto del impacto de la crisis internacional sobre el conjunto de los principales socios comerciales del país, pero –a diferencia de otras épocas de hegemonía neoliberal, por caso cuando, durante la crisis del tequila, el desempleo saltó del 10,7% al 18,4% en el lapso comprendido entre el segundo semestre de 1994 y el mismo período de 1995–, en 2012 todos los indicadores socioeconómicos relevantes se mantuvieron estables e incluso, en una serie más larga, desde el inicio de la crisis del neoliberalismo con la caída del Lehman Brothers, en 2008, el desempleo en el país bajó del 8% al 7,6% en el segundo semestre de 2012, con tasas de actividad constantes.
Durante 2012, los niveles de empleo y consumo se mantuvieron sin cambios interanuales: la desocupación abierta quedó estabilizada en el 7,5% promedio sin caídas en la tasa de actividad, mientras el crecimiento de la recaudación trepó 27,2% en diciembre respecto del mismo mes del año anterior y 25,9% en todo 2012, impulsado fundamentalmente por el sostenimiento del consumo interno, pilar del modelo de crecimiento económico kirchnerista desde 2003, cuya centralidad como motor de la demanda agregada permaneció nítida en 2012.
Se actualizaron además en 2012 la asignación universal por hijo el 25,9%, las jubilaciones y pensiones el 31,05%, y las casi 1.900 convenciones colectivas se pactaron por sobre el 24% promedio de aumento salarial, sin techo.
Todas estas actualizaciones resultaron para las consultoras opositoras en línea o para las mediciones más serias sobre el nivel inflacionario –en ningún caso por debajo–, por lo que es lógico que el sistema de preferencias de octubre de 2011 fundamentado en los niveles de empleo y consumo de entonces –como vimos, similares a los niveles actuales–, y que supuso una gran hegemonía electoral oficialista, no se haya modificado en lo sustancial durante 2012.
Más allá de las tradicionales operaciones de medios y los microclimas construidos por diversos medios y analistas de la oposición, los casi 12 millones de votantes que acompañaron al oficialismo en octubre de 2011 no han migrado y siguen hoy respaldando la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.
En sentido contrario, la oposición marcha ahora mismo aun más dividida que en octubre de 2011, puesto que los dos nuevos liderazgos nacionales que aparecen de cara a 2015, Mauricio Macri y José Manuel de la Sota, toman votos del mismo espacio opositor, redistribuyendo las preferencias de ciudadanos que ya adversaron al Gobierno nacional.
Mauricio Macri toma votos de los que acompañaron a los binomios Binner-Morandini y Alfonsín-De Narváez, en tanto De la Sota recupera votos de Rodríguez Saá, y ambos nuevos candidatos absorben votantes de Eduardo Duhalde. Sin embargo, ninguno logra construir un puente que conecte los electorados oficialistas y opositores, que aparecen a principios de 2013 como electorados estancos.
En esta lógica, el año electoral de cara a las elecciones de medio mandato se presenta muy favorable al FpV, que renueva  las elecciones de 2009, en las que obtuvo el 30% de los votos nacionales, la peor elección oficialista desde 2005.
Mucho se habla acerca de que el FpV carece de candidatos en los principales distritos, pretendiendo asimilar la actual situación a la de 2009, donde en Córdoba, Santa Fe y la Ciudad Autónoma, que sumados representan el 30% del padrón electoral, el oficialismo obtuvo el 10% de los votos promedio...
Sin embargo, todas las encuestas de opinión serias señalan que cualquier candidato del FpV hoy eleva  ese promedio al 25% de intención de voto, por lo que tan sólo estos tres distritos aportan en 2013 4,5 puntos nacionales adicionales del piso del 30% obtenido en 2009.
Provincia de Buenos Aires, que representa el 40% del padrón electoral, donde Néstor Kirchner y Daniel Scioli obtuvieran el 32% de los votos, muestra que hoy cualquier candidato del FpV logra como piso el 45% de los votos, 13 puntos adicionales a aquellos 32 del año 2009, con lo cual el aporte bonaerense suma 5,2 puntos nacionales más al 30% de 2009.
Así las cosas, con el solo aporte adicional respecto del año 2009 de estos cuatro grandes distritos, el FpV obtiene ya un piso de 40 puntos de votos sobre el 70% del padrón.
Proyectando una muy conservadora mejora adicional promedio similar en el resto de los distritos del NEA, NOA y la Patagonia, muy favorables al oficialismo y que representan sumados el 30% del padrón, el FpV se planta con un piso del 45% de los votos nacionales, 15 puntos adicionales respecto de la elección de medio mandato del oficialismo, en el crítico año 2009.
Mientras tanto, la oposición camina a mostrar aun más fracturas que en octubre de 2011 y muchas más que en 2009, cuando, por caso, De Narváez obtuvo el 34% de los votos en Buenos Aires, y hoy proyecta apenas 14%, veinte puntos menos.
A fin de dar dimensión a la mejora de 15 puntos de piso que es esperable que obtenga el FpV en 2013 respecto de su elección de medio mandato de 2009, debemos recordar, estimados lectores de PERFIL, que con este porcentaje de 45% de votos el bloque FpV-PJ, como se observa en el cuadro, obtendría 69 bancas y pasaría a tener 145 (56,4% del total), 31 bancas más que actualmente, y sumando aliados podría fácilmente acceder a la mayoría calificada de dos tercios de la Cámara de Diputados.

1/04/2013

la agraviante solicitada del pirata sun


esma



Por Eduardo Román Di Cola* 

Mi respeto a quienes con legitimidad se sintieron ofendido por el “asado” compartido por el Ministro Alak en la Esma. No son ellos los destinatarios de mi comentario. Al contrario, entiendo y justifico sus razones. 

Quiero hacer una breve referencia a los que ayer silenciaron el horror en la Esma. 

Para ser justos debemos reconocer el nivel de humanización que ellos alcanzaron. 

No ha transcurrido tanto tiempo desde aquellos momentos en que silenciaron a la Esma de la tortura, desaparición y muerte. Que censuraron, que hicieron oídos sordos, que se escudaban en el “algo habrán hecho”. 

Ni que hablar de los que explícita e implícitamente apoyaron el proceso. 

Ahora, algunos de ellos opinan escandalizados. 

Cuanta diferencia de actitud entre el ayer del horror con este presente. 

Nadie puede dudar del éxito que Argentina tiene en este terreno. 

Los indiferentes y tolerantes de la muerte y la desaparición, hoy reclaman la renuncia de un Ministro por el asado compartido en la Esma. 

Cuanto hemos avanzado !!! 

Otro triunfo de la sociedad argentina.

caras nuevas: pedro , mirá quién llegó !



Giúdici defendió su designación como funcionaria en el gobierno de Macri



La ex diputada y ex candidata a jefa de gobierno por el radicalismo dirigirá Planes Estratégicos en la Ciudad; podría ser sancionada en el partido





Cuando señalamos en Tèlam que hoy la opo dividía los votos que ya en octubre adversaron al gobierno sin alterar el sistema de preferencias , no pensamos que también se intercambiaban los dirigentes! 

La realidad supera a los análisis o sea a la ficción!

caras nuevas...


Melconian se lanza en Provincia de la mano de Macri

El economista oficializó que negocia con el PRO para encabezar la lista de diputados nacionales que competirá en 2013 en territorio bonaerense. "La gente está aburrida de las cosas tradicionales y quiere caras nuevas", se ilusionó...

Muy buena!

fierros judiciales


En ocasión de denunciar la existencia de fierros judiciales, el señalamiento en medios propios y extraños  se sesgó de manera tal que solo se recuperó a favor o en contra la (justa) crítica al show de cautelares que hoy protegen por caso, al grupo Clarín y a la Sociedad Rural  . 

Sin embargo en aquella intervención también  señalaba Cristina Kirchner: 

“... demandamos mayor democratización en los tres poderes del Estado”, y se quejó de que existan “magistrados que dejan en libertad a personas que vuelven a delinquir y matar, por eso necesitamos una justicia que sirva al pueblo; que sea menos corporativa”.

Leemos hoy

El remisero, de 61 años, era enfermo cardíaco y ya había sido operado hace tres años por ese problema. Ayer, cuatro ladrones entraron a su casa a plena luz del día. Los asaltantes lo amenazaron y lo golpearon exigiéndole una suma de dólares que no tenía. Uno de los delincuentes le apoyó un revólver en la sien a su hija para que les entregara el dinero. Pero el hombre no lo resistió y sufrió un infarto mortal: fallleció antes de llegar al hospital.

El episodio ocurrió en la localidad de Castelar, partido de Morón.

Los cuatro ladrones terminaron presos. Uno de ellos, de 43 años, había salido de un penal bonaerense hace 15 días... Completo acá


Marisa Canapelli, ex pareja de Miguel Ángel López durante tres años, ofreció un estremecedor retrato del doble crimen de Lincoln, al que describió como un golpeador sistemático que regularmente la amenazaba con degollarla, que llegó a intimdarla con armas de fuego y que también le pegaba a su hijo.

"Mientras estuve con él fue siempre golpeador. Me ha puesto un revolver en la cabeza y le pegaba al nene porque lloraba", relató Canapelli a Radio 10. Luego agregó que lo había denunciado en varias ocasiones pero que "le ponían un régimen de restricciones de acercamiento al nene que nunca cumplía"... Completo acá



1/03/2013

neoliberalismo y metas de inflación: 2,9% ipc en españa , acumulado anual 2012


Tapa de El Paìs de mañana sábado 4 de enero de 2013. Sin inflación coño!

hay condiciones para la re re?


En un año de desaceleración económica durante el cual la economía nacional contra lo sostenido por los gurúes, igualmente creció pero por debajo de años anteriores.

La desaceleración fue centralmente producto del impacto de la crisis internacional sobre el conjunto de  los principales socios comerciales del país, pero a diferencia de otras épocas de hegemonía neoliberal como por caso cuando durante la crisis del Tequila el desempleo saltó del 10,7 al 18,4% en el lapso comprendido entre el segundo semestre del año 1994 y mismo período del año 1995 , en el año 2012 todos los indicadores socioeconómicos relevantes se mantuvieron estables e incluso , en una serie más larga , desde el inicio de la crisis del neoliberalismo con la caída del Lehman Brothers en el año 2008, el desempleo en el país bajó del 8% al 7,6% en el segundo semestre del año 2012 con tasas de actividad constantes.

Durante el año 2012, los niveles de empleo y consumo se mantuvieron sin cambios interanuales: la desocupación abierta estabilizada en el 7,5% promedio sin caídas en la tasa de actividad, mientras el crecimiento de la recaudación  trepó un 27,2% en diciembre respecto del mismo mes del año anterior y 25,9% en todo el año 2012, impulsada fundamentalmente por el sostenimiento del consumo interno, pilar del modelo de crecimiento económico  kirchnerista desde el año 2003 cuya centralidad como motor de la demanda agregada permaneció nítido en el año 2012.

Se actualizaron además en el año 2012 la Asignación Universal por Hijo un 25,9%, las jubilaciones y pensiones el 31,05%, y las casi 1.900 convenciones colectivas se pactaron por sobre el 24% promedio de aumento salarial, sin techo.

Todas estas actualizaciones resultaron para las consultoras opositoras en línea   o para las mediciones más serias sobre el nivel inflacionario --   en ningún caso por debajo --, por lo que es lógico que el sistema de preferencias de octubre del año 2011 fundamentado en los niveles de empleo y consumo de entonces -- como vimos similares a los niveles actuales-- , y que supuso una  gran hegemonía electoral oficialista, no se haya modificado en lo sustancial durante el año 2012.

Más allá de las tradicionales operaciones de medios y microclimas construidos por diversos medios y analistas de la oposición, los casi 12 millones de votantes que acompañaron al oficialismo en octubre de 2011 no han migrado y siguen hoy respaldando la gestión de Cristina Kirchner. 

En sentido contrario, la oposición marcha ahora mismo aún más dividida que en octubre de 2011, puesto que los dos nuevos liderazgos nacionales que aparecen de cara a 2015, Mauricio Macri y José Manuel De la Sota, toman votos del mismo espacio opositor, redistribuyendo las preferencias de ciudadanos que ya adversaron al Gobierno nacional.

Mauricio Macri toma votos de los que acompañaron a los binomios Binner-Morandini y Alfonsín-De Narváez, en tanto De la Sota recupera votos de Rodríguez Saá, y ambos nuevos candidatos absorben votantes de Eduardo Duhalde, sin embargo ninguno logra construir un puente que conecte los electorados oficialistas y opositores, que aparecen a principios del año 2013 como electorados estancos.

En esta lógica, el año electoral de cara a las elecciones de medio mandato se presenta muy favorable al FPV que renueva  las elecciones del año 2009 en las cuales obtuviera el 30% de los votos nacionales, la peor elección oficialista desde el año 2005.

Mucho se habla acerca de que el FPV carece de candidatos en los principales distritos pretendiendo asimilar la actual situación a la del año 2009, donde en Córdoba, Santa Fe y la Ciudad Autónoma, que sumados representan el 30% del padrón electoral, el oficialismo obtuviera el 10% de los votos promedio.

Sin embargo, todas las encuestas de opinión serias señalan que cualquier candidato del FPV hoy eleva  ese promedio al 25% de intención de voto, por lo que tan solo estos tres distritos aportan en 2013 4,5 puntos nacionales adicionales del piso del 30% obtenido en el año 2009.

Provincia de Buenos Aires, que representa el 40% del padrón electoral, donde Néstor Kirchner y Daniel Scioli obtuvieran el 32% de los votos, muestra que hoy cualquier candidato del FPV logra como piso el 45% de los votos,  13 puntos adicionales a aquellos 32 del año 2009, con lo cual el aporte bonaerense suma 5,2 puntos nacionales más al 30% del año 2009.

Así las cosas, con el solo aporte adicional respecto al año 2009 de estos cuatro grandes distritos, el FPV obtiene ya un piso de  40 puntos de votos sobre el 70% del padrón.

Proyectando una muy conservadora mejora adicional promedio similar en el resto de los distritos del NEA, NOA y la Patagonia, muy favorables al oficialismo y que representan sumados el 30% del padrón, el  FPV se planta con un piso del 45% de los votos nacionales, 15 puntos adicionales  respecto de la elección de medio mandato del oficialismo, en el crítico año 2009.

Mientras tanto, la oposición camina a mostrar aún más fracturas que en octubre de 2011 y muchas más que en 2009, cuando, por caso, De Narváez obtuviera el 34% de votos en Buenos Aires, y hoy proyecta apenas 14%, 20 puntos menos.

A fin de dar dimensión a la mejora de 15 puntos de piso que es esperable obtenga el FPV en el año 2013 respecto de su elección de medio mandato del año 2009, como se observa en el cuadro de apertura, con este porcentaje de 45% de votos el bloque FPV–PJ obtendría 69 bancas y pasaría a tener 145 (56,4% del total), 31 bancas más que actualmente, y sumando aliados  podría fácilmente acceder a la mayoría calificada de 2/3 de la Cámara de Diputados.

La posición favorable al oficialismo es tan contundente que aún con un 40% de votos a nivel nacional en 2013, el bloque FPV – PJ pasaría a tener 139 bancas (54,1%), 25 más que hoy.

La Cámara de Senadores en cambio, renovará su composición del año 2007, cuando el FPV obtuviera el 45% de los votos, por lo cual no es dable esperar grandes cambios.

Sin embargo, si la elección de medio mandato vuelve a mostrar la arquitectura de hegemonía oficialista con híper fragmentación opositora, aun más marcada que en octubre de 2011, y la Cámara baja construye una mayoría de diputados oficialistas y aliados equivalentes a los 2/3 del total de miembros, el clima de época que se creará permitirá plantear con fundamento la continuidad del kirchnerismo que, además es el espacio político partidario que dispone hoy mismo de mayor cantidad de candidatos a la presidencia para el año 2015, dada la multiplicidad de alternativas que están disponibles para seleccionarlos, todas , eso sí, impulsadas por la gran autoridad política que dispone la Presidente. Veamos:


1-    la construcción de un candidato respaldado por la Presidente,
2-    la competencia de varios respaldados por Cristina en las PASO ,
3-    la reelección de Cristina Kirchner para el período 2015-.2019.

Cual será finalmente el recurso utilizado para fijar la candidatura oficialista para el período 2015-2019 no es posible determinarlo aún, pero abundan las alternativas y no faltan candidatos y candidatas, incluida claro, Cristina Kirchner.   

1/02/2013

olé miente!... tas nerviosho farinella?


Tremenda denuncia de La Pasucci que queremos compartir. 55 tapas en contra no logran torcer nuestro sentimiento bostero!! Ley de medios ya!

Leamos!!

55 buenos motivos para un #BoicotAlOleDeFarinella

En realidad, los motivos superan largamente los 55. Pero tampoco es cuestión de andar reflotando tapas de Olé muy viejas. No nos hace falta semejante pérdida de tiempo. Con concentrarnos sólo en este 2012, nos alcanza y nos sobra (?).

La cosa es que Leo sigue construyendo su relato desde las tapas de Olé. Y de paso se ahorra horas y horas de terapia. Y más de paso, continúa su incansable cruzada para tratar de construir un nuevo hincha de River a imagen y semejanza del hincha de Boca. Plan que no tiene nada de malo, salvo el detalle (?) de que contempla herir, maltratar, aniquilar y robarnos la mística boquense.

En el medio, durante 2012, pudimos ver triquiñuelas que básicamente apuntaron a dos frentes: machacar que River fue constante sinónimo de buen juego y armonía interna, mientras que Boca fue la cara opuesta: desastre futbolístico y caos institucional. Obviamente no faltaron las cargadas, descalificaciones y mojadas de oreja a Boca y a sus jugadores. ¿Exageramos? Nos quedamos cortos.

Pero basta de palabras. Pongamos blanco sobre negro y digamos claramente cuáles son nuestros 55 motivos para hacerle un #BoicotAlOleDeFarinella y nunca más aportar nuestra plata en la cruzada personal de este hombre.


Completo acá

sanata y fe: cambalache




lo mortal

lo que se oye.
—oíd: el ruido de lo roto en el trono de la identidad
en
lo dignísimo.
—oímos
respondemos: el ruido de lo sagrado de lo unido en
lo dignísimo de
la identidad que se rompe...
Leónidas Lamborghini


Discepoliana cruzada , minoritaria por cierto en la que está embarcado este bloguete, intentando demostrar que en el mismo lodo todos manoseaos, sobrevivimos populistas de todo pelaje, buenos de toda bondad,  quienes cruzan cieguitos en todas las esquinas, cuidan glaciales, protegen ballenas, denuncian mineras a cielo abierto , garantizan los derechos humanos de los escruchantes , en fin  incasables curtidores de "lo dignísimo", en clave lamborghiniana. 

Republicanos abstenerse de distribuir el ingreso y respetar los derechos de octava generación entonces  porque sobre los mormones de la bota es que leemos en Nestornautas: 


Aunque el fenómeno sea  invisibilizado por los grandes medios nacionales hasta que estalla un escándalo como el caso Tognoli, en Santa Fe la oposición al kirchnerismo gobierna; y en consecuencia constituye un caso interesante para analizar, tanto la consistencia de ciertos discursos, como la eficacia en la gestión de aquéllos que se proponen como alternativa al proyecto que conduce Cristina.

El narcogate policial develó a la consideración nacional aspectos que los santafesinos conocemos sobradamente, como la política de seguridad del socialismo y su pacto de complicidad con las cúpulas policiales para permitirles un autogobierno; con los resultados conocidos. 

El último episodio en ese plano fue el veto de Bonfatti (titulado como "parcial", pero fulminando las tres cuartas partes del articulado) a la ley de emergencia en seguridad votada por la Legislatura, que no tuvo otro camino (ante la imposibilidad de conseguir los votos para rechazarlo) que aceptar las enmiendas propuestas por la Casa Gris, que perseguían un propósito central: evitar todo avance tendiente a la remoción de la actual cúpula policial (comandada por quien fuera segundo de Tognoli, y enfrenta a su vez una investigación por enriquecimiento ilícito), y fortalecer los controles políticos sobre la fuerza de seguridad provincial.

Lo que nos coloca en otro aspecto interesante para analizar de la gestión del socialismo que encabeza Bonfatti, más allá del discurso con el que su mentor Hermes Binner recorre los medios nacionales tratando de vertebrar una alternativa al kirchnerismo; y ese costado es el de la famosa "calidad institucional" y el respeto por las instituciones de la república.

Según el discurso del líder del FAP (a tono con el de los medios hegemónicos) aun el ejercicio por parte de la presidenta de atribuciones que la Constitución le reconoce como propias (como el veto a las leyes del Congreso, o la administración del Presupuesto) pueden caer bajo el sambenito de desbordes autoritarios, lesivos de la división de poderes, o lisa y llanamente, autocratismos chavistas, o cosa por el estilo.

También se nos dice que el gobierno nacional intenta avanzar permanentemente sobre la justicia, para presionarla no sólo en sus decisiones, sino para colonizarla ubicando jueces y funcionarios judiciales afines.  

Sin embargo Cristina en más de cinco años de gobierno ha vetado muy pocas leyes, sobresaliendo entre ellas la de glaciares (luego corregida con otro texto consensuado) y la del inviable 82 % móvil sin financiamiento alguno; hechura del famoso "Grupo A".

Por el contrario Bonfatti (con una Legislatura en la que la oposición controla ambas Cámaras, pero donde ha sabido tejer fuertes acuerdos, como lo demuestra la Fapnelco que lubricó la reforma tributaria y el Presupuesto 2013) apela a la herramienta del veto con cada vez más frecuencia, de un modo que sólo puede superar Mauricio Macri en la CABA, que ha marcado todo un récord en la materia.

Al caso ya señalado de la ley de emergencia en seguridad, hay que sumarle el de la ley que creaba una comisión bicameral para el control de la controvertida concesión de la Autopista Snta Fe-Rosario; y más recientemente, el veto a la ley que establecía la convocatoria desdoblada respecto a las nacionales, de las elecciones a cargos municipales y comunales que deben realizarse en Santa Fe éste año.

Al igual que pasó con los casos anteriores, Bonfatti al vetar las leyes apeló a la defensa de atribuciones constitucionales del gobernador, que se verían invadidas por la Legislatura; sin embargo y más allá de eso, lo cierto es que los vetos estuvieron dirigidos a defender las metas políticas del gobierno.

En el caso del desdoblamiento de las elecciones, los propósitos son claros: el socialismo busca unificar los comicios con los nacionales, procurando que la segura candidatura de Binner a diputado nacional traccione a sus candidatos a cargos municipales y comunales; para imponerse a sus socios radicales del Frente Progresista Cívico y Social  y mejorar sus perspectivas de cara a la discusión por la fórmula de gobernador y vice para el 2015.

Incluso el propósito declamado de mantener la polémica boleta única en los comicios locales (frente al sistema tradicional con que se harían los nacionales), que se expresa en los fundamentos del veto, es dudosísimo desde el punto de vista jurídico; según lo manifestó en Santa Fe el Director Nacional Electoral Alejandro Tulio; lo que implica que, si el veto prospera (cosa bastante factible) se llevara puestas dos banderas caras al progresismo republicano: el desdoblamiento de los comiciones locales respecto de los nacionales, y el experimento de la boleta única.

Todo estrictamente en función de los intereses electorales del socialismo (no necesariamente de la alianza gobernante en la provincia, que comparten con los radicales y otras fuerzas menores), de un modo poco republicano y (al menos, a estar por el discurso de Binner) bastante parecido al de los clásicos populismos, que-según se nos cuenta- suelen ser los únicos que administran las instituciones a su gusto, paladar y conveniencia...

transición y anomalías populistas



Hablando de transiciones al interior del populismo y las tensiones que las recorren, el kirchnerismo no estarìa excentas de ellas si el Activia interno se habilitara y finalmente hubiera tránsito.

En efecto, al interior del peronismo kirchnerista hay sectores diversos y como bien lo señalara el Generalote "Los muchachos se ponen distintos nombres: los hay combativos, los hay contemplativos, los hay ortodoxos, los hay heterodoxos , pero todos trabajan".

Entre la enorme diversidad de miradas, todos y todas, existen según colige la corriente progresista metropolitana del kirchnerismo ( pocos votos muchos medios)  , un sin fin de anomalías . Prácticamente el conjunto de los intendentes e intendentas , gobernadores y gobernadoras resultan ay! anómalos.

Los deformes de mayor prosapia mediática, los "barones del conurbano" y el motonauta bonaerense , pero insistimos :  No son los únicos.

Como muestra de la diversidad de anomalías populistas , acá va el himno a otro que se las trae a la hora de distribuir el ingreso! Como que no!

En fin y qué pensará Kovadolff de todo esto, por dio!

la transición venezolana:populismo, reforma o profundización


Las disputas al interior del PSUV tienen múltiples manifestaciones. Desde la disputa entre los diversos dirigentes  de mayor volumen ( Diosdado, Maduro) por ganar representatividad en el ejército ( hoy columna vertebral del proceso de reformas venezolano), hasta la divergencia sobre la orientación del proceso económico entre segmentos reformistas y aquellos que se orientan a "profundizar la revolución" . 

Hugo Chávez , como se sabe, contiene bajo su liderazgo ambas posiciones , que seguramente se expresarán en la transición. Leemos a continuación una visión desde aquellos sectores que desean "profundizar la revolución bolivariana" . 

Se trata de sectores materialmente minoritarios, pero simbólicamente potentes que perfectamente pueden ser barridos en esta nueva etapa,  si sucediera que el PSUV resuelta la transición , se transforma en el nuevo Partido del Orden venezolano, final siempre abierto en los populismos,  tal como lo señalara John William Cooke en su momento  y Ernesto Laclau lo repitiera 20 años después .

Se trata de un fragmento del documento de enero de 2008 , elaborado tras la derrota del PSUV en el referendum revocatorio y se analizan los fundamentos de las tres R lanzadas por Hugo Chávez frente al traspié electoral. Leemos: 

Somos jóvenes, trabajadores y trabajadoras, militantes del PSUV. Nos agrupamos en torno al periódico Lucha de Clases, como instrumento de lucha y difusión de las ideas que defendemos en el seno del Partido por un programa verdaderamente revolucionario basado en el Marxismo, que es la único conjunto de ideas que pueden explicar científicamente el momento histórico en el que nos encontramos y el papel consciente que debe jugar la clase obrera y los sectores populares para acabar definitivamente con el presente de miseria, muerte, explotación y barbarie que nos ofrece el capitalismo.

La revolución bolivariana tras los resultados del 2 de diciembre a 10 años desde la primera elección del presidente Chávez, de innumerables batallas contra el imperialismo y la oligarquía, abre una nueva etapa. La misma ha sido fundamentada por el Presidente Chávez sobre "las tres R: Revisión, Rectificación y Reimpulso" del proyecto socialista y viene acompañada con un cambio de gabinete en 12 carteras claves y en donde el antiguo ministro de Vivienda y Habitat Ramón Carrizales pasa a la vicepresidencia y Jorge Rodríguez el antiguo vicepresidente pasa a estar al frente de la organización del PSUV como coordinador. Esta nueva etapa debe servir para terminar con la burocracia y el capitalismo en Venezuela. La tarea del movimiento revolucionario es cómo retomar la ofensiva en la construcción del socialismo en Venezuela. La revolución en una nueva etapa.

Los resultados del referéndum revocatorio del 2 de diciembre llevaron a una victoria pírrica de la derecha. La oposición no amplió su base social si no que lo que garantizó su victoria fue básicamente la abstención de un sector de la base del chavismo que no fue a votar. La causa de que estos sectores no fueran a votar no fue la falta de conciencia revolucionaria, si no resultado del malestar de un sector de las masas respecto a que los problemas fundamentales (empleo, vivienda, inseguridad) aún siguen sin resolver. Para las masas la cuestión del socialismo es una cuestión que se concreta de mejoras en las condiciones de vida. Todo ello se vio agudizado por el sabotaje económico que ha conducido al desabastecimiento y a la subida general de precios.

Perspectivas para la revolución: La economía es la clave. Los planes reformistas condenados al fracaso. Polarización a izquierda y derecha del campo bolivariano.


Tanto el presente como el futuro bajo el capitalismo en Venezuela va  a significar no una atenuación, si no auge  de la lucha de clases, es decir  un incremento de la lucha por el reparto de la tarta de la riqueza nacional. El desarrollo económico de Venezuela se da la enorme contradicción del papel parasitario de su burguesía, que no está interesada en la inversión productiva, si no en el disfrute de la renta petrolera, en vivir a costa de ella sin producir. Eso hace de todos conocido que históricamente Venezuela sea un país enormemente dependiente de las importaciones, de la evolución de los precios del petróleo y de la cotización del dólar.

La entrada masiva de dólares, el aumento de la circulación de moneda, el boom desigual del consumo han puesto de manifiesto la insuficiencia de la burguesía para satisfacer las necesidades del mercado interno. Por ello las importaciones este año han vuelto a batir records. A todo esto hay que sumar que el control de precios y de cambios son un freno a a la acumulación de beneficios, es decir a la extracción de riqueza de los trabajadores y los pobres venezolanos. Esto pone de manifiesto  el papel parasito  de la burguesía que sobre la actual correlación de fuerzas entre las clases, se niega a invertir.

Frente a esto sólo hay dos lógicas para el gobierno bolivariano, o se acepta la lógica del capitalismo, o se lucha de un modo consecuente contra ella. La creencia en que la renta petrolera puede resolver  el transito al socialismo sin expropiar a los capitalistas  las palancas fundamentales de la economía del país  se está estrellando ya  contra la realidad. La subida de la inflación es una muestra de ello: sólo para los productos alimentarios la subida fue superior al 30%. Los empresarios están  presionando para que se retire el control de precios y el control de cambios. Los reformistas que son su voz  dentro del movimiento revolucionario  también. A todo esto se suma tendencia a la caída del dólar en los mercados mundiales que actúa como un acicate más a la inflación y al desajuste fiscal. La desaceleración del crecimiento económico  mundial y la probable  recesión en USA no va a dejar a dejar a un lado Venezuela. El capitalismo Venezolano es uno de los eslabones más débiles del  capitalismo internacional y más expuesto a la crisis. No va a haber caminos intermedios.

Unos de los factores fundamentales que han impulsado al Presidente Chávez a la izquierda ha sido la situación internacional de crisis del capitalismo. Y esta va a continuar con una situación de inestabilidad general  que se va agudizar. Todos estos factores  hacen que lo más probable  es que pese al revés del 2 de diciembre  la tendencia  a la izquierda durante el año pasado  se mantenga   en el próximo periodo con sus inevitables zig-zags  cómo estamos viendo ahora. El "por ahora" no fue en vano. Incluso un giro temporal a la derecha, sería cómo hemos visto otras veces, el preludio para un nuevo giro a la izquierda, más profundo. Esto va a generar nuevos choques con el imperialismo y la oposición. Al mismo tiempo las divisiones en el campo revolucionario se van a profundizar aún más, (y esta va a ser una de las características principales de la nueva época) la división a izquierda y derecha dentro del campo bolivariano se dará  a una escala aún mayor que el año pasado.

Si por el contrario los reformistas y burócratas consiguen aplicar las medidas  en la línea de la reconciliación y llevar su política adelante este año, eso no haría más que debilitar las posiciones de revolución y desmoralizar a la base revolucionaria. Esa política conduciría a que en las elecciones para alcaldes y gobernadores de diciembre de este año la oposición podría recuperar bastante terreno  y sentar una base para obtener buenos resultados en  las elecciones a la Asamblea Nacional de 2009. Todo esto llevaría a una sacudida aún más fuerte que la del 2-D dentro del movimiento bolivariano.

Sea cual fuere el desarrollo final, la política del reformismo venezolano conduce a capitular a los intereses de la oligarquía y el imperialismo y que la crisis latente de la economía venezolana la paguen los pobres.  Y existe  un sector amplio de las bases y de la dirigencia revolucionaria que no lo va a permitir sin lucha. Los choques cada vez más fuertes van a ser inevitables. Eso hará que sectores de la derecha del movimiento bolivariano vean cada vez más al Presidente Chávez cómo el único obstáculo para la paz que todos anhelan, es decir una paz a costa del pueblo. Ahora se sienten un poco más fuertes. De estos sectores vendrá el mayor peligro para la vida del Presidente y el futuro de la revolución. Esto se agudizará aún más si de nuevo si el Presidente plantea un cambio constitucional que le permita seguir después de enero de 2013 o intenta implementar alguna medida a través de las leyes habilitantes que amenace los intereses de los capitalistas o la estructura del aparato del estado...

1/01/2013

la transición venezolana : las tres "r"






Continuando con el análisis de la transición venezolana acelerada por las circunstancias de salud de Hugo Chávez, es interesante observar las diversas miradas que existen sobre el funcionamiento del PSUV y el Estado venezolano, su administración estratégica y también la gestión cotidiana. 

Una mirada desde la izquierda se resume en este artículo que recoge diversas interpretaciones a la luz de los resultados de las elecciones de octubre donde la alegría del triunfo del PSUV contra las evidencias instaladas por el clima de medios opositores, no permite obviar que -- a diferencia por caso del populismo argentino, que obtuvo en 2011 su mayor volumen electoral y diferencia respecto a la segunda fuerza tras dos períodos de gobierno -- la de 2012 resultó la elección del PSV con mayor volumen de voto opositor , veinte puntos sobre el nivel obtenido en las anteriores elecciones presidenciales. 

Este es un esbozo de las condiciones en que para analistas de izquierda el PSUV y el Estado venezolano enfrentará en algún momento la transición ,siempre compleja , de un liderazgo populista fundador a la institucionalización del movimiento. 


Los resultados de los recientes comicios no solo sirvieron para hacer fiesta dentro del chavismo. Pese a la derrota en las urnas, el ascenso progresivo en el número de votos por parte de la oposición ha dejado reflexiones entre algunos analistas e intelectuales simpatizantes del modelo socialista, quienes asomaron en el día de hoy – a través del portal www.aporrea.org, la necesidad de realizar ajustes, revisiones o renovaciones en la política interna que permitan frenar la pérdida de adeptos al modelo revolucionario.

Tanto el politólogo Nicmer Evans, quien dice que “esta victoria es la última oportunidad que da el pueblo venezolano para la rectificación” como el profesor universitario Roberto López, quien habla profundizar la revolución para derrotar la derecha; coinciden en que los recientes números dan cuenta de un crecimiento de votos opositores que es constante y un estancamiento en los votos del chavismo

Diálogo, regionales y cambio de gabinete


Evans refiere que los 6 millones y medio de venezolanos que se expresaron a favor de la oposición demandan un puente al diálogo en democracia. “Una diferencia más o menos del 10% es una advertencia, un alerta para la reflexión, con humildad, ya no fue 26% del 2006, el proceso creció 10% en votación, la oposición aproximadamente 45%, esto tiene que tener una profunda lectura en el marco de las próximas decisiones”.

De cara a las regionales, el politólogo puntualiza en que el candidato a gobernador en cada estado no será Chávez y por tanto la proporción de votos será otra. También cree que será inevitable que sea el Presidente quien tome la decisión de los que se disputarán esta contienda, pues -según califica como lamentable- “la base ya no tiempo de hacerlo”.

Otra de las tareas que debe asumir el gobierno de Chávez “es la de comprender que este gabinete ya cumplió su ciclo, y que el 100% de los ministerios estratégicos necesitan ser renovados con rostros, ideas y voluntades novedosas”.

Cooptación e imposición del liderazgo individual 

Con la pregunta ¿Porqué aumentan los votos opositores si nuestro programa político revolucionario y transformador debería contar con el apoyo del 80-90 % del pueblo venezolano?, el profesor de La Universidad del Zulia, Roberto López, abre el debate a lo interno de la corriente socialista venezolana sobre el rumbo que ha tomado el gobierno.

Al explicar estas tendencias electorales, López señala como causa la ausencia de democracia interna en el chavismo, hecho que a su parecer se expresa en la imposición de la cooptación, es decir la restricción de la autonomía en las organizaciones sociales, hecho que a su parecer ha permitido la imposición de un liderazgo unipersonal que sacrifica al colectivo. 

“Un liderazgo colectivo implica trabajar en común con sectores y tendencias revolucionarias que no necesariamente esperan que Chávez hable para gritar “sí mi comandante”, sino que expresen opiniones propias que puedan diferenciarse de los criterios del Presidente. Un liderazgo colectivo implicaría incluso que se pudiera desarrollar un mecanismo democrático para la toma de decisiones en el alto gobierno en el cual el propio presidente Chávez pudiera quedar en minoría y tenga que asumir los criterios de la mayoría”, afirma.

Burocracia y gerencia por crisis

El llamado a tomar nota de las alertas que se han hecho en el pasado, y que tras el triunfo electoral vuelven a escucharse, también vino de la mano de otro articulista de Aporrea, Juan Gómez Muñoz, quien señala que factores como “la ineficiencia, la excesiva burocracia, el perdón a responsables que ocupan cargos gerenciales o de dirección en ministerios, viceministerios, empresas, gobernaciones y alcaldías que no cumplen con su trabajo, la “gerencia por crisis” ante problemas como la inseguridad y los servicios penitenciarios, la soberbia de algunos de nuestros supuestos dirigentes y una terrible sensación de que todas las esferas del Estado Venezolano están permeadas por una espantosa corrupción” hicieron que la candidatura de Hugo Chávez fuera poco o nada atractiva para los votantes jóvenes y para los que tradicionalmente habían votado por él se abstuvieron o votaron en su contra.

Gómez Muñoz manifiesta que otro problema grave es el partido gobierno, el cual ha funcionado hasta ahora como una maquinaria para arrastrar votos. “Para qué sirve el Psuv? Es un partido para la formación de cuadros de nuestro proceso?, una entidad de discusión ideológica?, una verdadera guía para la adopción de las mejoras políticas para el manejo del estado?, una cantera de nuevos y mejores dirigentes? O simplemente es una vil y vulgar maquinaria electorera”.

Las críticas que han lanzado intelectuales, filósofos y docentes vinculados a la izquierda al término de otros procesos electorales ha dado pie al lanzamiento –por parte del Presidente Chávez- de llamados a reformar, rectificar y revisar (Las Tres Ro al cambio en el proceso de comunicación y acercamiento a la oposición. En esta oportunidad, su cuarta elección, los llamados a la transformación no se hicieron esperar. 

una mirada sobre la transición venezolana

Con la provisoriedad de todo análisis sobre acontecimientos que ahora mismo se están produciendo y resultan de muy alto impacto social, politico y económico , es necesario reflexionar sobre la transición en Venezuela que , como todo proceso de tránsito , no está excento de tensiones, es más, lo constitutivo de las transiciones son las disputas internas.  

Las figuras de Diosdado Cabello  de procedencia militar y Nicolás Maduro de orígen sindical , parecen protagonizar los acontecimientos, tras el opacamiento del actual vice Presidente -- en rigor competencia interna de Nicolás Maduro -- ,Elías Jaua Milano,  tras su reciente derrota en Miranda a manos  del líder opositor Henrique Capriles  . Esto es al menos, lo que aparece en la superficie.

Sobre la transición , leemos una mirada publicada  en El País: 

Los militares se convierten en el árbitro de la transición venezolana

Los aspirantes a suceder a Chávez intentan ganar el favor de las Fuerzas Armadas

“Aquí hay una revolución militar en marcha y debe ser permanente, no puede detenerse”. El sentido de la frase debía resultar inequívoco. La pronunció Nicolás Maduro, vicepresidente de Venezuela y señalado sucesor por Hugo Chávez en caso de que este, convaleciente todavía en Cuba de su cuarta operación desde que en junio de 2011 se le detectó un cáncer, no esté en capacidad de asumir su tercer mandato presidencial el próximo 10 de enero.

Pero Maduro la leyó de un texto que atribuyó a Chávez y en el que exhorta en términos imperativos a mantener la doctrina militar bolivariana. Muchos analistas echaron de menos en el recado la redacción típica del presidente venezolano. También contribuyó al escepticismo sobre la autoría del mensaje el hecho de que se leyera durante una salutación a las guarniciones militares el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, cuando por tradición en el país se gastan bromas para cazar a distraídos.


El Ejército tiene el control logístico de funciones vitales del Estado

Esta vez la fecha fue ocasión de indicios explícitos sobre la importancia que las Fuerzas Armadas van adquiriendo como árbitro en la lucha por el poder que se gesta en el interior del chavismo. Con una sutileza que pocos le atribuirían, en el mismo acto militar se hizo presente Diosdado Cabello, exteniente del Ejército y actual presidente de la Asamblea Nacional, rival de Maduro en la línea sucesoria, vestido con una casaca verde oliva de tinte castrense. A la misma hora, el diario brasileño Folha de São Paulo, daba a conocer una entrevista con un antiguo ideólogo de la revolución bolivariana, el académico alemán Heinz Dieterich, quien desde México, donde reside, aseguró que “los cubanos no tienen influencia en la sucesión. Los militares leales a Chávez, este sí es el factor clave”.

En Venezuela se ha dado inicio a la transición. Ya no parece decisivo si el presidente Chávez logra recuperarse de su reciente operación. Aun en ese caso, se da por hecho que, tarde o temprano, quedará incapacitado por el cáncer para completar el periodo hasta 2019. Hoy, 31 de diciembre, Chávez acumulará 110 días de tratamiento en La Habana, uno de cada cinco días del último año y medio de su gestión. En previsión de un desenlace fatal, los periódicos tienen preparados sus obituarios. Es una hipótesis que el propio Chávez dejó entrever en su última aparición pública.


La sucesión ha comenzado. Ya no parece decisivo que Chávez se recupere

En cualquier escenario, el visto bueno militar parece imprescindible. No tanto por su poder de fuego, sino por el control logístico y administrativo que las Fuerzas Armadas mantienen sobre funciones vitales del Estado. En el Gabinete, los militares ocupan tres carteras. Once exoficiales o suboficiales, designados como candidatos del oficialismo por el propio Chávez, fueron elegidos hace dos semanas gobernadores de otras tantas provincias de las 23 que conforman Venezuela.

Pero, además, los militares se han integrado de manera orgánica en la conducción del aparato paraestatal de asistencia y control social. Se trata de un “cuerpo biopolítico”, tal como lo califica, echando mano a un término acuñado por Michel Foucault, la psicóloga política Colette Capriles, profesora de la Universidad Simón Bolívar. El chavismo, en su aprendizaje durante 14 años de Gobierno, fue capaz de dar forma a una institucionalidad que funciona: las misiones, las redes de distribución de alimentos. “Este régimen se plantea cambiar y ordenarle la vida a las personas”, señala Capriles, “y para ello ha construido un eficaz sistema de localización y movilización de los individuos a través de organizaciones a las que deben adscribirse, a veces sin su voluntad, que los van llevando desde la cuna a la tumba”.

Si el sector castrense quiere influir en la deriva política de Venezuela, no tendrá que hacerlo a cara descubierta, mediante un clásico pronunciamiento. Le basta con poner ese aparato a disposición de alguno de los candidatos a la sucesión, mientras se lo escamotea a otro. Es el trofeo que, junto a la mitología del comandante Chávez, se disputan Maduro y Cabello. Si a estas alturas Maduro lleva la ventaja por la voluntad expresa de Chávez, a la larga el resultado puede favorecer a Cabello. La mayoría de los oficiales del Ejército que hoy tienen mando de tropa forman parte de la promoción de 1987, la misma de Cabello.

En lo que con toda probabilidad podrían coincidir Cabello, Maduro y la oficialidad superior es en la conveniencia de llevar la transición por cauces constitucionales. Los dos primeros, para preservar el patrimonio político de Chávez. Los últimos, escarmentados por las sangrientas ocasiones en las que, desde 1989, las Fuerzas Armadas salieron a regañadientes a las calles para preservar el orden público.

La primera prueba de fuego para la determinación militar tiene fecha. El próximo 10 de enero debería juramentarse el nuevo presidente. A pesar del secretismo oficial sobre la salud del presidente electo, se espera que Chávez no se haga presente. En corrillos políticos se augura un acuerdo para declarar la falta temporal del presidente, lo que abriría un plazo de 90 días, prorrogable una sola vez, para que Chávez se incorpore al cargo o, ante su ausencia definitiva, se convoquen nuevas elecciones.

Perduran algunas dudas sobre el procedimiento —de hecho, ya se han presentado dos solicitudes de interpretación constitucional ante el Tribunal Supremo, purgado esta misma semana de sus últimos siete magistrados impredecibles o indóciles para el Gobierno—. Pero todo debe transcurrir en paz: si la incertidumbre da paso a desórdenes callejeros, los militares pueden verse obligados a intervenir.

Esa eventualidad, temida por todos, daría lugar a fracturas dentro de las filas castrenses, como ocurrió en abril de 2002, durante el breve golpe que sacó a Chávez del poder durante 47 horas. “Entre los militares actúan distintos grupos que no necesariamente están en contacto entre sí o tienen intereses convergentes”, advierte la experta Rocío San Miguel.

La otra gran incógnita tiene que ver con la Milicia Bolivariana. Con 120.000 miembros, armamento ligero y pobre organización, no es rival para ningún otro cuerpo profesional. Pero se constituyó por mandato del presidente Chávez y se ve a sí misma como una guardia pretoriana del proceso. Aliada a los extremismos chavistas, tendría condiciones que imponer en un conflicto. Pero son interrogantes en cuya respuesta nadie quiere enrolarse: el orden constitucional conviene a civiles y militares.