2/10/2016

quedate con el sombrero puesto


Recientemente el Súper Mario Justicialista , el inefable Diego Bossio, señaló que la salida del denominado Cepo fue un éxito, por lo que el impacto de la devaluación que inicialmente fue del 42% y sus implicancias sobre niveles de actividad y precios no pareció motivarle preocupación alguna. En el país de Bossio estas variables no cuentan, aunque sí seguramente, se priorizan las consecuencias finacieras de la salida del Cepo. Otro país el de Bossio. El país de #Cambiemos.

En dirección opuesta de análisis , el economista Andrés Asiain, Director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, en dialogo con el programa Línea Editorial. “Nosotros lo que hacemos es relevar la inflación en los supermercados mediante un software estadístico de precios, este se usa en Europa y EEUU, que permite recopilar información on line de supermercados casi en tiempo real. Nosotros seguimos así veinte mil productos en las principales cadenas de supermercados del país, con esta información chequeamos lo que es la inflación en supermercados”.

Lo que se observa es que la inflación del mes de enero llega al 3,9 por ciento a nivel general mientras los productos de la canasta básica observan un aumento de 4,9 por ciento que acumulada a los niveles de diciembre en el caso de alimentos y bebidas supera el 11% bimestral con lo que esto significa en aumento de los niveles de indigencia y pobreza. 

Por otra parte el consumo interno medido por la recaudación de IVA cayó 6 puntos respecto a Enero de 2015 lo que supone un impacto directo sobre el nivel de actividad y empleo, temas que tampoco son prioridad en la evaluación del Súper Mario  Justicialista, Bossio. Unidad! Unidad!

Notas Relacionadas 

Informe sobre precios , actividad e inflación en esta nota de Assiaín. Audio http://www.nacionalmendoza.com.ar/?p=52506

Bossio: "Me saco el sombrero por cómo resolvieron el cepo"

El diputado justicialista dijo en Desde el llano que no quiere "oponerse por oponerse, verticalismo ni agresión".

Ser oposición

acoplando

paritarias: salvando el semestre ...


En Córdoba, la discusión salarial será por seis meses


Los docentes (UEPC) fueron los primeros en ser convocados por el Gobierno provincial. Hay consenso en que habrá dos negociaciones: una ahora y otra en junio. El acuerdo del año pasado en Córdoba venció el 31 de enero.


En Córdoba aún no arrancó la discusión paritaria con todos los gremios estatales, pero tanto desde el sector sindical como del Gobierno provincial hay un consenso en que, por este año, la negociación será semestral.

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) fue el único gremio cordobés convocado para arrancar la discusión salarial.

El viernes pasado fue el primer encuentro entre la conducción de la UEPC encabezada por Juan Monserrat y el ministro de Educación, Walter Grahovac, junto con la secretaria General de la Gobernación, Silvina Rivero, los dos representantes del Gobierno provincial para negociar con el sector docente.

En esa primera reunión, desde ambas veredas se admitió que no se habló de cifras para un posible aumento. Pero hubo coincidencia en dos cuestiones: se aguardará cómo evoluciona la negociación a nivel nacional y que el eventual acuerdo salarial será hasta junio.

“En los últimos años, en Córdoba, se discutió paritarias por todo el año. Pero este es un año excepcional, de cambio en el poder nacional luego de 12 años, y de mucha incertidumbre sobre las variables económicas. El sentido común indica que debemos discutir por semestre”, argumento Monserrat, titular de la UEPC.

Por su parte, el ministro Grahovac fue una de las primeras voces oficiales en confirmar que la estrategia del gobernador Juan Schiaretti es discutir salarios por seis meses.

“El tema inflacionario no sólo es preocupación de los trabajadores por el incremento de los precios de los alimentos, también es un gran interrogante para los gobiernos. Hay que ser muy cuidadosos porque el ritmo de la inflación también marca el nivel de ingreso de los estados. Hoy es imposible estimar cuál será la inflación de este año, por lo cual lo más lógico es buscar un acuerdo hasta junio y luego sentarse a negociar nuevamente”, manifestó Grahovac.

El ministro también remarcó cuál será el límite del Gobierno provincial. “Seremos muy cuidadosos en la negociación porque está claro de que no firmaremos un acuerdo salarial que luego no podamos pagar. Ese es un límite que este gobierno no pasará. Vamos a buscar todas las variantes posibles para brindar a los docentes el mejor salario posible, dentro de las posibilidades de ingresos del Gobierno”, advirtió Grahovac.

Aunque nadie tiró una cifra de manera pública, entre los distintos gremios estatales cordobeses sobrevuela la idea de conseguir un piso del 20 por ciento de aumento para el primer semestre de este año.

Un dato no pasa inadvertido: en el caso de la UEPC, cualquier acuerdo salarial debe ser aprobado por una asamblea general de docentes, hoy con clima de exaltación por los últimos aumentos de precios.

SEP

Por su parte, desde el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) esperan la convocatoria de la Provincia para comenzar la negociación.

José Pihen, titular del SEP, también coincidió en que, en medio de la incertidumbre que existe por la cuestión inflacionaria, lo más probable es que se discuta una pauta hasta junio.

“No se puede hablar nada de las paritarias, si ni siquiera nos convocaron a discutir. Pero todo indica que será imposible hacer un acuerdo anual. Veremos y escucharemos cuál es la propuesta del Gobierno”, afirmó el titular del SEP y legislador provincial.

El acuerdo salarial firmado el año pasado finalizó el 31 de enero pasado.

El Gobierno provincial y los gremios tienen dos semanas para llegar a un acuerdo, para que el aumento pueda alcanzar al salario de febrero.

La otra alternativa es seguir discutiendo en marzo, ya que el aumento salarial que se acuerde será retroactivo al 1° de febrero.

El año pasado, en el arranque de un año electoral, con el entonces gobernador José Manuel de la Sota como aspirante presidencial, se firmó un acuerdo salarial, luego de una breve negociación. Ahora el panorama es otro. Todo indica que las paritarias provinciales demandarán arduas discusiones.

¿Cuánto fue el aumento el año pasado?

Versiones encontradas. El gobernador Juan Schiaretti y los gremios tienen versiones distintas sobre la cifra de aumento acordada el año pasado, cuando José Manuel de la Sota administraba la Provincia. Para el actual mandatario, los estatales provinciales recibieron un incremento promedio del 37 por ciento.

Sin embargo, el titular del SEP, José Pihen, asegura que el aumento promedio fue del 31,6 por ciento, aunque el gremialista admite que en algunos casos la suba llegó al 38 por ciento. 

Que no se pongan de acuerdo sobre cuánto fue el aumento para el año 2015 ya hace suponer que la paritaria que viene será muy discutida.

caminante no hay camino

POR PARITARIAS Y AUMENTO DE LUZ 
El precio de la carne volverá a subir en marzo por presión de las nuevas tarifas 

En medio de la fuerte polémica entre consumidores, empresarios, productores ganaderos y el Gobierno por los elevados niveles de precios en la carne vacuna, los carniceros porteños salió a advertir que el valor del producto no bajará. 

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías porteñas, Alberto Williams, anticipó que los precios de la carne podrían volver a subir en marzo cuando aumenten los costos de operación de las carnicerías a partir de la llegada de las primeras facturas de electricidad con el tarifazo y por las paritarias.

“El incremento en la tarifa de la luz anunciado por el Gobierno no lo va a pagar el carnicero, va al consumidor”, señaló el empresario en declaraciones radiales y según la agencia NA.

Las carnicerías tienen un alto consumo eléctrico dado que esa energía es la que alimenta los motores de las cámaras frigorífi cas, los freezers y las sierras (todos con alta demanda) por lo que impactará con fuerza en sus costos la suba del valor de la luz de hasta el 600 por ciento desde este mes, explicó Williams.

Además respondió a las acusaciones del Gobierno, que responzabilizó a las carnicerías por las subas así como a los supermercados.

Williams sostuvo que el margen comercial histórico de las carnicerías fue “toda la vida de 20 a 30 por ciento”, y que eso varía según el local sea alquilado, en qué barrio está ubicado y si el personal está en blanco. “No es lo mismo un local en Barracas que uno en Belgrano”, grafi có.

Para el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, el kilo de asado no debería valer más de 90 pesos.


Nota y tuit relacionados
El Gobierno vigilará online los 

precios de los supermercados





Crearán una aplicación móvil para que los consumidores puedan comparar los valores en los comercios; la Comisión de Defensa de la Competencia controlará abusos


si hay mucha gente que cree en perón, se le hace una estatua...


Durán Barba: “Es un milagro que ganara Balcarce”


El gurú ecuatoriano del presidente argentino cuenta cómo hizo para que triunfara alguien que solo un año antes estaba en el 13% de expectativas de voto

El ecuatoriano Jaime Durán Barba, de 67 años, lleva toda la vida asesorando a candidatos latinoamericanos, desde el expresidente de su país Jamil Mahuad a la brasileña Marina Silva, pero la victoria de Mauricio Macri es su gran obra. Lleva 10 años con él, le hace caso en todo, y los peronistas aún se preguntan cómo les robó la cartera e hizo presidente a un millonario que viene de la derecha con un mensaje desideologizado centrado en la “revolución de la alegría”.

Pregunta. ¿Es usted el inventor de Macri?

Respuesta. He trabajado en cantidad de países y por primera vez con Macri pude en 10 años tener espacio para implementar mis ideas con mucha libertad. Los políticos tradicionales tienen un rito. Si eres del PRD en México tienes que vestir de amarillo, gritar unas consignas, saber unos cánticos. Si eres del PAN de celeste. Macri no tenía ritos en su cabeza, no necesitaba ni ser de izquierdas ni de derechas ni peronista, le parecía irrelevante. Y su equipo es igual. Si tú me preguntas ahora de quién fue la idea de subir a Balcarce [el perro que vive en la sede del PRO] en el sillón presidencial de Macri [una foto muy polémica] no te sé decir. Solo sé que me encantó la idea. Se creó un ambiente disruptivo, el valor es romper, el invento.

P. ¿Poner a un perro en el sillón presidencial no es decir la política ya no importa?

R. Es decir la política caduca no importa. Hay que inventar una nueva. Tiene un profundo mensaje político, está diciendo que Macri no se toma en serio y no cree en la política arcaica en la que las gentes se disfrazaban de presidentes y hablaban como presidentes y querían una estatua. ¿Qué está pasando en España? La aparición de estas nuevas fuerzas expresa el cansancio de la gente ante el ritual del PSOE y el PP. ¿Y en EEUU? Jamás votaría por Trump, yo voto demócrata. Pero es un estrafalario, su fuerza es esa, no ser normal. Antes la política y la religión tenían el monopolio del espectáculo y ahora hay que competir con Justin Bieber o los Rolling. Hay que entender eso. Macri tiene una aceptación descomunal y tiene que ver más con las formas que con el fondo. La gente dice qué tipo tan sencillo. ¿El Papa argentino por qué ha llamado la atención en el mundo? No ha dictado una gran encíclica, pero asumió con zapatos viejos y se fue en bus a Santa Marta. No hizo un espectáculo, comunicó: que era una persona sencilla, que iba a tener una iglesia más cercana.

P. ¿Cómo hizo que alguien que venía de la derecha y con mala imagen hace unos años como Macri ganara las elecciones?

R. Nadie le veía así, solo unos pocos militantes de izquierdas. Cuando preguntas usted es de izquierda, derecha, o no le interesa el tema, en Argentina se dicen de izquierda el 9%, y de derecha el 6%. El resto dice no le interesa el tema. Mucha gente tenía temor de que alguien que viene de sectores pudientes tome medidas impopulares, eso sí. Se enfrentó a una caricatura. Un tipo en la calle le dijo “no te voy a votar porque vas a privatizar mi quiosco”. ¿Pero si es tuyo, como lo voy a privatizar?”, le dijo él. “No sé, pero de alguna manera lo vas a hacer”, le contestó.

P. El apellido Macri daba miedo, ¿no? Su padre era uno de los empresarios más conocidos.

R. Al principio, mucho. En 2005 el eje fue sacarle de la identidad de un apellido que producía miedo. Ahí pasó a ser “Mauricio”. De eso se dio cuenta Néstor Kirchner cuando ganamos en 2007 y empapeló el país con carteles de “Mauricio es Macri”. Tenía razón, logramos que no se identificara a Mauricio con la leyenda negra de ser Macri. Después el importante pasó a ser el hijo.

P. ¿Macri era demasiado frío? ¿Usted lo humanizó?

R. Un ingeniero como Macri practica el pragmatismo extremo. Y la gente no elige gerentes, elige padres. Al elector le interesa que el presidente le comprenda. Conversé mucho con Macri y llegamos a una persona que ve ante todo lo eficiente pero que también exprese sentimientos. Hay que ser humanos, eso me ha costado muchísimo con dirigentes de otros países, con Macri no tanto porque no estaba en los ritos.

P. Macri fue casa por casa en los barrios, ¿eso humanizó a alguien que venía de la clase alta?

R. Nosotros siempre mezclamos a los candidatos con la gente porque creemos que vivir solo con otros políticos, empresarios, periodistas, intelectuales crea monstruos. Te embrutece. En 2005, cuando empezó a llamar a las casas, un 60% de los porteños le veía mal. Y él dijo: hay un 60% de posibilidades de que me puteen. Pero yo tengo práctica de años, la mayoría de la gente cuando se encuentra con un tipo importante a la puerta de su casa se desarma. Todos se sorprendían de encontrarse con un ser humano simpático, no con el burgués reaccionario al que hay que hacer un proceso de Moscú.

P. Dicen que él al principio tenía mucha resistencia porque después del secuestro en 1991 tenía dificultades cuando había mucha gente.

R. Sí, él tenía un problema muy grave con lo del secuestro. Tenía un recelo instintivo a la gente, se le acercaban 10 personas y se ponía tenso. Después de pasar días secuestrado es normal. Pero eso se le fue hablando con la gente, con sentido del humor. Después le parecía genial, se divertía como un loco timbrando. Esto no son anécdotas, Macri terminó expresando lo que oía a esa gente. Los periodistas no decían: debes decir que no somos de derecha, debes insultar a Cristina. Íbamos a las casas. Nunca en 10 años encontramos una persona normal que crea lo que los periodistas creen. La gente es mucho más sofisticada que los intelectuales.

P. ¿Se puede vencer al peronismo y su control territorial con Facebook?

R. Es una herramienta importante, pero no es solo eso. El peronismo tiene el control, y eso es lo grave, pero cuando tú vas y hablas con esa gente directamente produces un terremoto. La gente se volvió independiente. Cuando solo había periódicos, se hablaba de lo que ellos querían, de las leyes, de los discursos de los presidentes. Ahora la gente se hizo libre, no vota por lo que dicen los obispos, ni los intelectuales, y por eso muchos intelectuales tienen resentimiento con la vida.

P. Macri ganó por menos de tres puntos. ¿De alguna manera sigue dando miedo?

R. Es la primera vez en un siglo que gana alguien que no es peronista ni radical. Que haya ganado Macri es un milagro, si fue por un punto, igual fue maravilloso. Ganamos con un partido que por primera vez alquiló un local dos años antes del triunfo. ¡Por 10 años hicimos política sin tener un local!

P. Según se cuenta en Cambiamos, el libro de Hernán Iglesias, usted le dijo a su equipo: “Hay que armar con Macri un personaje incapaz de hacer un ajuste”. ¿Cómo lo hizo?

R. La gente pensaba este rico viene a tomar medidas impopulares. Y no era verdad. La imagen no miente. Tú puedes escribir Macri está con los pobres pero cuando visitas a la gente es cuando te ven si estás mintiendo, si es una pose.

P. ¿Le preocupan las acusaciones de represión? Ha habido casos polémicos como disparos a niños en la villa 1-11-14 que estaban preparando el carnaval o a despedidos en La Plata.

R. En la 1-11-14 había dos carros robados que quería rescatar la policía. Son unos mentirosos patológicos.

P. Se ha encarcelado a Milagro Sala, una líder social.

R. No es una buena imagen y no me gusta. Aunque tampoco puede haber un Estado paralelo como el de Milagro Sala.

P. ¿Por qué huyen de las ideologías? Muchos dicen que no hay nada más ideológico que el Gobierno de Macri.

R. Si les divierte decirlo me parece muy bien. Yo fui anarquista, nunca comunista. Si izquierda es defender un poder absoluto, no defender los derechos humanos y tener los militares en el Gobierno como Venezuela, yo soy de derecha. No me importa el nombre.

P. Por qué no acepta Macri que le coloquen como a Merkel y Rajoy en el centro-derecha?

R. No nos importa lo que nos digan. Si nos dicen monárquicos mientras tengamos república, que se diviertan. El nominalismo son sonidos, llámale rinoceronte en vez de izquierda.

P. ¿No le dieron la razón a quienes temían que fueran el Gobierno de los empresarios al llenarlo de CEO?

R. Las clases populares no tienen prejuicios como los viejos intelectuales. Eso son religiones que se extinguieron. Todo son leyendas. No hay gobierno de CEO, ni gobierno por decreto. Hay cuatro CEO, y está bien. Hay que tener de todo en un Gobierno.

P. ¿Cómo gana un candidato que tenía el 13% un año antes?

R. Fue un trabajo de 10 años. Más allá de la caricatura que nos hicieron, somos el partido que más estudia, el más intelectual de América Latina. La clave es no poner énfasis en atacar o insultar a nadie, en los mitos, en las estatuas, sino en la gente.

P. Pero inauguraron una estatua de Perón.

R. Es nuestra forma de pensar, abierta, si hay mucha gente que cree en Perón, se le hace una estatua. No está mal. La metodología es ante todo comprender a la gente común. Con elementos empíricos. Fui discípulo del estratega de la familia Kennedy que decía “en política lo que no se puede medir no existe”. Si tú dices aquí interesa mucho la corrupción entra en internet y mira cuánta gente busca cosas relacionadas con ese tema. Te vas a sorprender. Hay un 3%, 4% que se interesa. Cristina no perdió un voto por los escándalos. No es el mundo que me gustaría vivir, es el mundo en el que hago campañas. Los antiguos creen que la gente no tiene valores porque no sale a cantar la internacional por las calles. No es cierto. Surgieron otros valores. Ahora es importante el respeto a la vida, a la diversidad, a los animales, la ecología. Eso sí mueve a los electores. Antes todos los reyes cazaban, era bonito. Cuando el rey de España mató un elefante se armó la de Dios es Cristo. Ahora no se puede discriminar a las mujeres, perseguir a los homosexuales, son valores nuevos.

P. Macri votó contra el matrimonio homosexual.

R. Bergoglio se enfadó con Macri porque permitió el matrimonio homosexual en la ciudad. Pero en el PRO hay distintas visiones, que es parte también de la nueva política. No hay un Dios Macri que impone su punto de vista, su sexo y sus gustos literarios. Hay una gran pluralidad. Esta nueva forma de hacer política también tiene eso, no hay una verdad estalinista.

P. Vendieron la revolución de la alegría, pero hay inflación disparada, la luz sube al 700% y hay miles de despidos. ¿Dónde está la alegría?

R. ¿Podíamos detener una inflación en un mes y medio? La luz: yo vivo en el mejor barrio de Buenos Aires y pago al mes menos de lo que me cuesta una botella de Coca Cola. Y no estamos despidiendo gente, estamos impidiendo un atropello con la cantidad de gente que no hace absolutamente nada en la administración. Hay más personas que escritorios. Contrataron a 20.000 personas el mes antes de irse.

P. ¿Le preocupa que se rompa el idilio de Macri con la sociedad?

R. La gente es mucho más sensata que los políticos, entiende que tiene que pagar más por la luz. No estamos haciendo cosas insensatas. Entienden que no podemos hacer milagros. En los números Macri sigue subiendo todas las semanas. Lo importante es ser honesto, no mentir. Con internet mentir es imposible.

P. Llegará esa alegría que prometió Macri?

R. Dos meses no es nada. Es un proceso de años. Las alegrías empezarán a llegar poco a poco. Este país es enorme, con recursos naturales gigantescos, y despoblado. ¿Qué pasó? El despelote político. La gente quiere un país normal, que se reincorpore al mundo. No podés llegar en dos meses con la felicidad a todas partes.

P. No le hicieron caso, usted recomendaba no bajar los cuadros de Kirchner y Chávez de la Casa Rosada pero los bajaron.

R. A mí todo esto de poner o bajar cuadros y estatuas me parece bastante ridículo. Aunque tampoco veo por qué un cuadro de un militar venezolano debe estar en la Casa Rosada. Habría preferido que no los bajen, pero tampoco es tan grave. Chávez cambió el escudo para que el caballo mirara a la izquierda, eso son pelotudeces. ¿A quién le importa dónde mira el caballo?

P. ¿Le están llamado de todas partes para copiarle?

R. Más me están copiando que llamando, jajaja. Hicimos un spot buenísimo hablando de Freud y Picasso. Aquí en Buenos Aires funciona pero lo han copiado en Centroamérica y allí es una idiotez, no saben quién es Freud.

P. ¿Es usted muy caro?

R. Nuestro trabajo es caro, yo he tenido desde hace nueve años una encuesta diaria de la ciudad de Buenos Aires. He visto cómo evolucionaba la imagen de Cristina, de Mauricio. Eso cuesta mucho, claro, pero yo no me muevo por cuestiones económicas.

P. ¿Necesita políticos que se dejen manejar?

R. Que entiendan el mundo moderno, que antes de hacer algo hay que averiguar, hacer una encuesta, ver lo que piensa la gente de ese país, esa ciudad. Hacer la estrategia respetando a la gente.

P. Si se gobierna por encuestas no se cambia nada, ¿no?

R. Al contrario, solo así se cambia. Yo dirigí la campaña de Jamil Mahuad para ser presidente de Ecuador (1998). Me nombró jefe de gabinete con el encargo de llegar a la paz con el Perú. Pero el 92% de los ecuatorianos estaba en contra. ¿Qué hicimos? Convencerles de que lo mejor era la paz. Cuando la firmamos, 18 meses después, Mahuad logró un apoyo del 90%. Si hubiéramos hecho caso a las encuestas habríamos bombardeado Lima. Pero las cosas no las puedes imponer.

Nota Relacionada

¿Está deprimido Balcarce PRO, el perro de Macri?

Mirada lánguida y ojos que parecen reclamar más atención. El can, adoptado por Mauricio y mimado por el PRO, padecería depresión, estrés y ansiedad preelectoral. Qué dice la ciencia. Mirá el álbum de fotos. 

Es el mejor amigo del hombre, pero, ¿lo es también del político? Parece que a Balcarce, el perro del PRO, lo afectó la campaña electoral, que mantiene ocupadísimo a su dueño. Y se siente solo: su carita triste en las fotos es evidente. Ya no manifiesta su característica vivacidad y, cuentan, casi no ladra ni mueve la cola. Hasta habría bajado de peso. ¿Está deprimido?

datos macro














2/09/2016

el límite es la oposición organizada

“El sistema político no se fortalece en la mimetización con el partido gobernante”

Nota_f4cb1ee73cc38f29ea7010a12d30510c09/02/2016 El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich aseguró que se deben hacer los mayores esfuerzos por lograr la unidad de todos los sectores que componen el Partido Justicialista que debe ejercer el rol de oposición. Este miércoles encabeza un encuentro con jefes comunales que definirán posturas con respecto al PJ y al gobierno nacional


En la previa de la cumbre del Bloque Federal de Intendentes Justicialistas que se realizará este miércoles en Resistencia, el jefe comunal de la capital chaqueña y anfitrión del encuentro, Jorge Capitanich, adelantó que se trabajará en una agenda en defensa del federalismo y con el objetivo de lograr una mayor participación de los intendentes en la futura conducción del Partido Justicialista. En ese contexto, dijo que aspira a lograr “un máximo nivel de acuerdo y consenso” para que el PJ conduzca “un frente más amplio” de oposición política y democrática al gobierno de Mauricio Macri. 

“Estamos ante una perspectiva cierta y objetiva de lograr el máximo nivel de acuerdo y consenso en esta transición dentro del Justicialismo con el objeto de que pueda conducir un frente más amplio de oposición política, democrática para la cuál fue votado el 22 de noviembre en ballotage”, consideró Capitanich, en diálogo con FM Natagalá.

Consultado sobre sus posibles aspiraciones para conducir el PJ en alianza con el exministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, el exjefe de Gabinete insistió en que “hay una instancia para buscar el máximo de unidad y de consenso y vamos a trabajar por eso. No vamos a poner el carro delante del caballo, vamos a inducir a un espacio de unidad y de consenso, vamos a buscar el máximo esfuerzo para que todos los sectores estén representados”.

Los intendentes van por más

En el contexto de la definición nacional sobre la futura conducción del Partido Justicialista y también sobre las medidas económicas del macrismo que favorecen a algunos distritos en detrimento de los demás, Capitanich adelantó que en el encuentro de intendentes justicialistas que se realiza este miércoles en Resistencia se trabajar con el objetivo de lograr “una mayor participación de los intendentes en la conducción del partido, en las mesas de negociaciones y sobre todo en las líneas directrices para que nuestros bloques tanto de senadores como de diputados defiendan los intereses de las provincias y de los municipios”.

El jefe comunal de Resistencia prevé la participación de entre 150 y 200 jefes comunales justicialistas de todo el país y señaló que “tenemos que elegir las autoridades del bloque PJ-Frente para la Victoria referido a intendentes, fijar una agenda municipal, la reivindicación del 15 por ciento de recursos coparticipables –en Resistencia varía en una disponibilidad de fondos de 155 a 240 millones de pesos, que equivalen a cerca de 200 cuadras de pavimento-. No es una cuestión menor lo que estamos discutiendo, son las obras públicas relevantes y esenciales para los vecinos de la ciudad de Resistencia”. 

“Equilibrio entre identidad y fuerza política”

Con respecto a la ruptura del bloque del Frente para la Victoria en Diputados encabezada por el extitular de la ANSES, Diego Bossio, Capitanich consideró que “todos son bienvenidos y ojalá que la ruptura sea transitoria, porque hay que tener unidad de concepción para unidad de acción”. Y apuntó: “todos fueron votados con una representación del mismo espacio, en el caso de Diego Bossio ha tenido una relación de pertenencia directa con la administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”. 

“Tenemos que ser amplios, abiertos, plurales, lograr unidad en la diversidad, pero lograr también un concepto esencial que la unidad es superior al conflicto, que genera tensión, disidencias que pueden generar síntesis superadoras que deben converger a la unidad”, analizó. Y advirtió que “si agudizamos las tensiones y propiciamos la ruptura, puede generar una mayor estrategia identitaria, fortalecer la identidad pero eso implicaría en algunos casos perder fuerza política, hay que buscar un equilibrio entre la identidad y la fuerza política”. 

Sobre la postura del gobernador Peppo

En este contexto, Capitanich aclaró que no ha hablado con el gobernador Domingo Peppo, que es mencionado por los propios legisladores nacionales rupturistas como uno de los mandatarios provinciales que avalaron la división. Sin embargo, evaluó que “hay un núcleo de gobernadores que pretende establecer mecanismos de negociación directa con el gobierno nacional”. Al respecto, consideró que “tenemos que tener un debate mucho más amplio porque un sistema de concesión unilateral a cambio de nada no constituye ningún aliciente para las provincias argentinas que representan. Y, por otro lado, puede inducir a toma de decisiones absolutamente incorrectas que desnaturalicen el sentido de lo que se ha venido haciendo en doce años y medio en la República Argentina que implicó un ejercicio de mayor soberanía y la defensa de los intereses de la patria y de la nación argentina. Creemos que hay que ser prudentes, racionales, observar todo el escenario”.

Reclamar lo que corresponde

Con relación al rol que debe cumplir un frente de oposición, el intendente de Resistencia advirtió que “venimos de una multiplicidad de acciones que merecemos poner de manifiesto porque si no es un avasallamiento de carácter institucional que no tiene compatibilidad con lo que significa una fuerza de oposición con los antecedentes que tenemos. Nosotros tenemos cuadros políticos de envergadura que no nos podemos dejar llevar por delante”.

Entre otros temas, Capitanich consideró que se debieran rechazar “in límine” los pliegos de los dos abogados propuestos por el macrismo para integrar la Corte Suprema, en primer lugar porque ambos habían aceptado asumir “en comisión” sin el aval del Senado y por otro porque se ha desnaturalizado el proceso que prevé el decreto 222 de Néstor Kirchner para la selección de miembros del máximo tribunal argentino. 

En el plano económico y desde una visión federal de la distribución de los recursos, el exgobernador del Chaco puntualizó que tampoco se pueden aceptar los decretos que incrementaron la Coparticipación para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y tampoco el que frenó la detracción de 15 por ciento de la Coparticipación para todas las provincias argentinas. 

“Tenemos que fijar una posición en defensa del federalismo, no podemos aceptar una negociación que permita por cuerda separada que el ministro del Interior atienda a los gobernadores y que prometa fondos que nunca llegan”, graficó. 

Ser o no ser oposición

En otro tramo de la entrevista radial, Capitanich reveló una reciente discusión con el jefe de la bancada de senadores del FpV, Miguel Pichetto. “Le dije: sacáte el chip de ser presidente del bloque oficialista, el problema de gobernabilidad lo tiene que inducir el que ejerce la responsabilidad de gobernar, cuando una sociedad democrática elige, elige un gobierno y elige una oposición”, sostuvo. Y recalcó que “el problema es que la oposición se mimetice con el gobierno y en definitiva en aras de la supuesta gobernabilidad termine votando todo lo que promueva el gobierno. Entonces, o tiene una enorme capacidad de persuasión o los opositores estuvieron toda la vida equivocados”.

“El sistema político no se fortalece con la mimetización del partido gobernante, muy por el contrario lo debilita. Porque genera hegemonía para el que conduce y disvalor para el que es opositor”, afirmó el intendente de Resistencia. 

Recordó, asimismo, que “Mauricio Macri en la primera elección logró el 34 por ciento de los votos. Con eso no puede tener mayoría en el Congreso, máxime teniendo en cuenta que es una fuerza política que tiene vigencia en los últimos doce años. Es lógico, natural que hoy pretenda gobernar a decretazos. ¿Cuál es el límite? El límite es la oposición organizada”. 

“Si hoy no tiene mayoría, tendrá que esperar para el 2017 y obtener la mayoría. Si la obtiene por el consenso del voto del pueblo argentino, puede conducir el gobierno, tener mayoría en el Congreso y obviamente tener toda la legitimidad de origen. Ahora, si pretende avasallar las instituciones de la república y atropellar a todo el mundo, no puede funcionar el sistema republicano y democrático de esa manera, eso tiene que ver con el aprendizaje político en la sociedad argentina”, remarcó. 

 Nota Relacionada


Ser oposición


ser oposición en la era de duran barba



Decenas de intendentes peronistas se reunirán mañana en las instalaciones del Gala Hotel & Convenciones de la ciudad de Resistencia, provincia del Chaco, para conformar el Bloque Federal de Intendentes Justicialistas (BFIJ). La idea fue del intendente de la capital chaqueña, Jorge Capitanich que recibió el apoyo del intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, presidente de la Federación Argentina de Municipios (FAM) que reúne a todos los intendentes, más allá de su color político. De allí que este bloque justicialista será un apéndice de la FAM que tendrá vuelo propio.

Capitanich trabajó intensamente para convencer a Pereyra que se sume al encuentro por la importancia de la participación de los intendentes bonaerense que tienen peso propio. Hubo varios encuentros que no salieron a la luz y cuando se pusieron de acuerdo sobre la agenda de trabajo, se confirmó el encuentro.

Desde la provincia de Buenos Aires, la mayoría de los jefes comunales han manifestado que viajarán a Chaco. Estarán todas las posiciones políticas del peronismo, desde los más opositores a los más moderados. Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora, un moderado asistirá y destacó que “será un lugar donde los intendentes se darán debate sobre distintas cuestiones que atañen a la gestión y administración de los gobiernos locales”. Por su parte, Patricio Mussi, de Berazategui y Jorge Ferraresi, de Avellaneda, mucho más comprometidos con el kirchnerismo, también asistirán y manifestaron su entusiasmo con el encuentro.

Capitanich aprovechará la reunión para festejar la recuperación de la ciudad de Resistencia para el peronismo y mostrar su poder dentro del PJ nacional que tendrá su Congreso nacional el próximo 24 de febrero. Hoy es uno de los dirigentes que defiende con más énfasis las políticas del kirchnerismo y ha discutido fuertemente con Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey que manifiestan que no hay que “ponerle piedras en el camino” a la nueva administración macrista.

El encuentro servirá para demostrar que los intendentes de todo el país tienen peso propio en el peronismo, mucho más ahora que se perdió el gobierno nacional y que son los responsables de la gestión y la relación diaria con el vecino.

Nota Relacionada


Ser oposición


estado y sistema de medios: una relación compleja

Entrevista a Martín Becerra


Por Conrado Yasenza
(para La Tecl@ Eñe)

Martín Becerra es un riguroso analista de los procesos de concentración de medios en América Latina y ha participado en numerosos debates sobre regulación de medios en la región. Doctor en ciencias de la información por la Universidad Autónoma de Barcelona, Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), investigador independiente en el Conicet y profesor titular por concurso en la Universidad Nacional de Quilmes y en la UBA. En esta entrevista Becerra analiza las nociones de pauta oficial y subsidios, plantea la necesidad de entender las diferencias entre estos dos conceptos y enumera una serie de políticas superadoras de la discriminación histórica y actual que caracteriza el uso de recursos públicos como publicidad oficial.

- La pauta oficial concentrada en un gobierno de un único color político presiona y condiciona la pluralidad de voces. En ese sentido, cuáles serían las formas más adecuadas de distribución de la pauta oficial teniendo en cuenta que los medios que no cuentan con otros recursos, o unidades operativas de negocios, necesitan la pauta oficial para subsistir.

- Los recursos que los gobiernos usan como publicidad oficial tienen, en los hechos, tres funciones: por un lado, establecen un vínculo económico para condicionar la línea editorial de medios, productoras, conductores y periodistas; en segundo lugar, subsidian o ayudan a medios, productoras, conductores y periodistas en su sostenimiento; en tercer lugar, el menor en su importancia, difunden actos de gobierno. Los tres objetivos no son excluyentes y en muchas ocasiones los vemos combinados.

Los fuertes intereses entre medios y política impidieron, hasta ahora, que se haya regulado y que se dispongan por ley criterios claros, no discriminatorios y públicos en la materia. A la vez, hay que recordar que la mayoría de los medios en la Argentina no existiría sin asistencia económica estatal, que no es obligación estatal sostener económicamente medios privados pero que sí es obligación del Estado -incumplida, por cierto- que si tiene líneas de financiamiento hacia los medios, debe entonces ser ecuánime y no discriminador.

Ahora bien, como decís, el gobierno de Macri, al controlar las tres principales cuentas estatales (Nación, Provincia de Buenos Aires y Ciudad), podrá articular su estrategia de comunicación sin recargar el presupuesto y, como no habrá competidores de su talla en el mercado publicitario (que sí tuvo Macri como jefe porteño), tiene la doble oportunidad de atenuar la fusión entre el color partidario y el de la gestión y de adecentar un área con el lastre del affaire Niembro. Si aprovechara esta oportunidad, el PRO cambiaría un eslabón clave de su ADN, ya que el bombeo publicitario le es constitutivo (de hecho, el gasto per cápita en pauta del gobierno porteño es mayor que el del gobierno nacional).

Si tuviera que sugerir políticas superadoras de la discriminación histórica y actual que caracteriza el uso de recursos públicos como publicidad oficial, en primer lugar diferenciaría políticas estatales de subsidios al sector de los medios, en donde obviamente correspondería a su vez organizar esos subsidios en función del aporte a la producción local, independiente, alentando diversidad de géneros, temáticas, contenidos y actores sociales y geográficos. Muchos Estados en el mundo tienen regulados los subsidios a medios y organizaciones de comunicación como productoras. Si se diferenciara subsidio y de publicidad oficial, ésta tendría como razón de ser la difusión de los actos de gobierno, una obligación republicana. Pues bien, el monto de la publicidad oficial se reduciría significativamente -a cambio de regular por ley un sistema de subsidios-. El propósito de la publicidad oficial, en teoría, es informar sobre asuntos de interés público, lo cual incluye temas ligados a la salud, a la educación, a la seguridad, a la realización de elecciones, por ejemplo. Pues bien, con la separación de la lógica de subsidio de la de la publicidad oficial se despejaría una confusión que, en definitiva, es funcional a la discriminación y a la corrupción y que, según el Sistema Interamericano de DDHH, es concebido como un mecanismo de “censura indirecta”.
En segundo lugar, plantearía que tanto para los subsidios como para la publicidaddeberían respetar criterios públicos y no discriminatorios, tanto a la hora de planificar esas inversiones como en su uso.

En tercer lugar, debe garantizarse el acceso a la información sobre todo el proceso de contratación y de uso (quién, cómo y cuándo recibió esos recursos, en qué los empleó). Esto refiere asimismo a otra cuestión, directamente vinculada a ésta, y es la auditoría integral y pública de las políticas en esta materia.

En cuarto lugar, ni los subsidios ni la publicidad oficial deben discriminar por opinión o línea editorial. Una vez dispuestos los criterios, todos los medios que califiquen en cada línea de subsidio (o campaña publicitaria) deben recibir el mismo porcentaje. Por ejemplo, si se realiza una tabla jerarquizando el ítem noticias locales, todos los que tengan un informativo local de x cantidad de minutos recibirán igual pauta, sean oficialistas u opositores.

Asimismo, los criterios de adjudicación deben estar escritos, regulados y la ponderación entre los distintos ítems ser conocida por todos.

Estos son los parámetros del sistema interamericano de DDHH.
Una vez separado lo que es subsidio de lo que es publicidad oficial, y que ésta sería reducida significativamente en su incidencia, creo que los criterios mínimos para planificar su distribución serían:

a) Alcance de cada medio (no significa audiencia, pues un medio chico puede tener un alcance local mayor que un medio grande con enorme audiencia)

b) Perfil del público según cada campaña.

c) Precios del centímetro/minuto/link en cada caso.

d) Impacto local.

e) Circulación o audiencia.

f) Contenidos locales producidos por el medio (no es lo mismo que “impacto local”).

g) Situación legal/económica del medio (ante el fisco, cantidad de trabajadores, empleo en blanco, etc.)

h) Porcentaje de participación de los medios comunitarios/sin fines de lucro en esa distribución.

- ¿No son parámetros muy vinculados a las reglas del mercado?

- Aclaro que estos son criterios adaptados de la contribución realizada al respecto por el Sistema Interamericano de DDHH. A mí no me parece que el planteo esté traccionado por criterios de mercado o que esté fundamentalmente determinado por eso, porque aclaré que el componente de subsidio, que considero más importante, tendría otros criterios. Ahora bien, el componente de pauta publicitaria sí incorpora algunos criterios del mercado publicitario porque, aunque parezca elemental, estamos hablando de "publicidad" oficial. Sin embargo, la lectura de esos criterios que yo sugeriría a una política pública en la materia se combina con otros criterios de funcionamiento del sistema de medios incluyendo a comunitarios y sin fines de lucro, además de ponderar lo local. Ahora bien, no se me ocurre un mecanismo o sistema que, sin ser discrecional, permita sostener criterios de distribución de publicidad oficial y que a la vez excluya todo criterio de mercado. Si se separara publicidad de subsidios, entonces los criterios para asignar subsidios no tendrían por qué tener relación dependiente con el mercado, pero si hablamos de "publicidad" oficial, entonces hay que pensar en campañas publicitarias, públicos-objetivo, etcétera.

- En países como Francia o Canadá existen sistemas para otorgar subsidios. En Francia, por ejemplo, los subsidios están vinculados a la compra de diarios de poca tirada por parte de escuelas para la enseñanza de lectura de periódicos.

- Sí, ese es un ejemplo. Otra política que aplican, siempre dentro del componente “subsidio” (insisto en que está diferenciado del de publicidad oficial) es apoyar económicamente a medios comunitarios específicamente (con especial hincapié Francia); otra es que se subsidia la producción de noticias locales, en otros casos, producciones independientes.

- ¿Coincide con la idea de relación extrema entre subsistencia de medios y pauta oficial, y en ese sentido, de grados de condicionamiento?

- Claro, pero si hay un sistema de subsidios con criterios claros y "universales", lo que significa que no se asignan por simpatía o antipatía política, se atenuaría la incidencia de la publicidad oficial y su función como dispositivo de alineamiento de empresas de medios, productoras, conductores y periodistas.

El derrumbe súbito de algunas empresas engordadas durante los últimos años con recursos de publicidad oficial (pienso en el grupo Szpolski-Garfunkel, por ejemplo) para funcionar como arietes del oficialismo, una vez que cambia el gobierno y que, en consecuencia, su fuente de ingresos estatal se interrumpe, es muy revelador sobre los manejos de esos empresarios, su nulo control estatal, el impacto sobre los trabajadores (que ahora mismo recaman el pago de sueldos del año pasado) y sobre la audiencia y, lo más importante, el ADN de una política que no vaciló en usar los recursos públicos como sistema de premios y castigos y que se imaginó eterna y por lo tanto, no contingente a los vaivenes lógicos de la alternancia política.

Hay que tener presente que la estructuración del sistema de medios de comunicación de Argentina (y de muchos otros países de la región) dista de ser homogénea y asume formas de funcionamiento fronterizas entre lógicas feudales y capitalistas. Por fuera del bolsón minoritario de los principales (y gigantescos) grupos empresarios, capitalistas consolidados, que mercantilizan sus productos y obtienen importantes ganancias con ellos, el resto de actores, sean empresas u otras organizaciones, son decididamente sensibles a la inyección de recursos a través del Estado, tanto a nivel nacional como provincial y municipal. Si estos recursos siguen sin ser regulados, el comportamiento del sistema político y de medios reproducirá sus taras en perjuicio del interés público.

Buenos Aires, 8 de febrero de 2016
La Tecl@ Eñe - Revista de Cultura y Política

paritaria docente: creemos que tiene que haber una paritaria cada 6 meses

“Por más que digan que no, las paritarias tienen un techo del 25%”

“Por más que digan que no, las paritarias tienen un techo del 25%”
El titular del sindicato docente de la provincia de Buenos Aires cuestionó el tope a las negociaciones y explicó que tienen “las esperanzas puestas en la reunión del 12 de febrero”. “Si perdemos valor adquisitivo sí va a haber conflicto”, advirtió.
Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Sutecba), fue contundente al opinar sobre si el Gobierno piensa en un límite para la negociación salarial: “Por más que digan que no, las paritarias tienen un techo del 25%“.
“El 25 por ciento es el techo que ponen por más que digan que no. Son 234 pesos de retroactivo a enero, 200 pesos en marzo y 600 en agosto y recién ahí se llega a 9 mil pesos. Esto es absolutamente insuficiente. El gobierno de la Provincia tiene que revertir esta situación. Ahora son parte del mismo gobierno (porque Provincia y Nación son gobernadas por el PRO), además del endeudamiento. Entonces tienen la posibilidad de poder resolver esto”, Remarcó el sindicalista en Radio 10.
Los docentes bonaerenses piden un sueldo básico de 10 mil pesos, lo que conllevaría casi un 40% de aumento. Para Baradel ese es “un piso mínimo” y explicó que “cualquiera sea la propuesta de Provincia, sea mala o sea buena, la vamos a someter a consulta con todos los docentes”.
Por otro lado, Baradel se mostró a favor de una paritaria semestral: “Nosotros creemos que si tiene que haber una paritaria cada 6 meses, que tiene que haber una reapertura en mayo porque falta el aumento de la tarifa de los colectivos y los precios subieron. Además subieron las tarifas de la luz de una vez lo que implica una perdida del valor adquisitivo directa y de manera indirecta en los precios”.
El lider gremial respondió sobre si puede complicarse el inicio del ciclo lectivo y aseguró que apuestan a la próxima reunión con el gobierno de María Eugenia Vidal: “Prefiero no hablar de eso, tenemos las esperanzas puestas en la reunión del 12 de febrero. Si perdemos valor adquisitivo si va a haber conflicto. Los números que propone Provincia son distantes no sólo de los trabajadores sino de la realidad”.