7/23/2014

nadie desea un default, pero todo puede fallar ...



El riesgo país rutilante en los finales del siglo XX y el riesgo default protagonista central en los inicios del siglo XXI y no solo en el país, resultan fundamentalmente mecanismos de disciplinamiento socioeconómico puestos en forma por el neoliberalismo financiero. El mismo que a la hora de evaluar riesgos resultó un campeón mundial de la prudencia, como se puede observar en el video y la propuesta convertible del 1 a 1, tan duramente cuestionada por las calificadoras en su momento. O no es así?

Décadas, décadas se emocionaba el JP Morgan , frotándose las garras!!

todo debe suceder: qué pasa cuando un país hace default sobre los extranjeros sin lastimar a los bancos locales?



Andrés Neumeyer


¿Qué pasa cuando un país hace default sobre los extranjeros sin lastimar a los bancos locales? La verdad es que no sabemos mucho sobre el tema, pero la evidencia que tenemos dice que probablemente muy poco. 

El gráfico de la derecha ( click para agrandar), del Libro de Reinhart y Rogoff (2009),  This Time is Different, muestra que el efecto sobre el producto de hacer un default sobre la deuda externa es muy distinto que el de hacerlo sobre la deuda domestica. No pagar la deuda externa parecería ser casi gratis en términos de pérdida de ingresos. (Aquí hay mas datos sobre defaults de una clase que dí hace poco sobre el tema)

La pregunta es si hay otros costos del default sobre la deuda externa que podrían ser relevantes. Guido Sandleris describe los costos del default aquí y aquí. El consenso de la profesión es que ninguno de estos costos es muy altos. En el caso de la Argentina desconectada del mundo de 2013 son mínimos. 

Una analogía relevante sería el costo de una lluvia en términos de mojarse cuando uno ya esta mojado. La Argentina hace 10 años que no tiene acceso al crédito por lo que la exclusión de los mercados financieros no es un costo para el gobierno Argentino. Posibles restricciones al comercio tampoco serían costosas para un gobierno altamente proteccionista.

Queda por especular cuál sería el costo de un nuevo default sobre los Argentinos, especialmente sobre los bancos. Lo más probable es que si Argentina desobedece a la corte, les ofrezca a los bonistas con bonos con jurisdicción neoyorquina un bono con jurisdicción local que le de a los tenedores el derecho a los mismos flujos financieros. Los actores locales en poder de esos bonos probablemente acepten esta oferta de canje, por lo cual no estarían expuestos al default externo, eliminando el efecto negativo del default sobre los bancos locales.

En conclusión, los costos de desobedecer a la corte neoyorquina y hacer un nuevo default probablemente sean muy pequeños.

nueva propuesta matemática de quicobos! buajajajajajaj!



Qué bocho Cleto y que capacidad de resolver problemas de gran complejidad! Leamos:

El diputado radical Julio Cobos pidió evitar un "default técnico". Para ello, propuso depositar el 30% de lo que reclaman fondos buitre como un "gesto" hacia ellos.

"No tenemos que entrar en default técnico", manifestó el exvicepresidente, quien pidió mantener negociaciones con los acreedores que realizan acciones legales contra la Argentina.

En declaraciones formuladas a radio Del Plata, Cobos explicó que, si él estuviera a cargo del Ejecutivo "depositaría el 30%, como teniendo un gesto para que entiendan nuestro interés de pagar". "No es que yo acepte todo lo que dicen los fondos buitre, sino que eso me parece una salida", añadió.

Asimismo llamó a respetar las decisiones de los estrados judiciales estadounidenses al indicar que "uno puede buscar todo el apoyo internacional del mundo, pero lamentablemente hay un juez que ya dictó sentencia y eso hay que respetarlo".

hay mayor conflictividad laboral como sugiere el neoliberalismo trosco?


Sobre la utilización abyecta de un conflicto laboral por el PO, siempre con "fines inconfesables".

Durante el mes de junio se registraron menos conflictos que en mayo, un número similar de huelguistas y un incremento en las jornadas individuales no trabajadas. Este incremento se debió exclusivamente al prolongado conflicto de los docentes de universidades estatales, mientras que en el resto de actividades la conflictividad laboral continuó con la tendencia decreciente iniciada en abril tanto en el ámbito privado como en el estatal.

AMBITO PRIVADO

La conflictividad en el ámbito privado registró en junio valores inferiores a los que se constataron para el mes de mayo. Además, la cantidad de huelguistas y de jornadas de paro fueron sensiblemente inferiores a las registradas en el mes de junio del año anterior.

La caída en la cantidad de huelguistas y de jornadas refleja en gran medida los avances de las negociaciones salariales en el ámbito de las paritarias. En junio se acordaron pautas salariales en los dos sectores que registraron las huelgas de mayor envergadura, que fueron protagonizados por la  Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación y por la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, Obreros y Empleados del Transporte Automotor de Cargas, logística y Servicios en la rama de transporte de caudales.

También se destacaron este mes por su intensidad y notoriedad pública algunos conflictos en empresas con problemas por la situación crítica que afecta a la industria automotriz. Fue el caso de los trabajadores de la empresa autopartista Lear de Escobar, quienes protestaron inicialmente por las suspensiones de un tercio del personal, y realizaron luego un paro cuando la empresa despide a parte de los trabajadores y a la Comisión Interna. En el conflicto se manifestó también una disputa de la Comisión Interna con la dirección del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA).

AMBITO ESTATAL

En el ámbito estatal se verificó en junio una fuerte caída en la cantidad de conflictos con paro. Esta disminución prolonga la tendencia decreciente que comenzó en mayo, después de los elevados niveles de conflictividad alcanzados durante los primeros meses del año. La intensidad de la caída se aprecia en el hecho de que para mayo y junio se registraron menos conflictos que para los mismos meses del año anterior.

La caída en la cantidad de disputas laborales del ámbito estatal se verificó tanto entre los conflictos acotados a los lugares de trabajo, que suelen comprometer a un número reducido de trabajadores, como entre aquellos que involucran a todos los empleados de una provincia o un municipio, y que expresan por lo general la intensidad que adquieren de los reclamos salariales en el sector estatal. Por su tamaño, estos últimos conflictos aportan la mayor parte de los huelguistas y las jornadas individuales no trabajadas en el sector. No obstante, las huelguistas y las jornadas de paro registraron en julio valores superiores a los del mes anterior.

En los sectores que aportaron la mayor parte de los huelguistas y de las jornadas de paro en el ámbito estatal, los conflictos de junio continuaron conflictos abiertos durante meses anteriores.

El conflicto protagonizado por los docentes de universidades estatales de todo el país en reclamo de una recomposición salarial para el año en curso explica casi  exclusivamente el incremento de la cantidad de huelguistas y de jornadas de paro de junio. Los docentes agrupados en la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (CONADU Histórica) habían iniciado un plan de lucha con paros en el mes de marzo, pero en junio intensificaron las acciones concretando paros durante trece jornadas laborales. Con esto aportaron más de la tercera parte de las jornadas individuales no trabajadas en el sector estatal. En junio se sumaron al conflicto los docentes agremiados en Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) y Asociación Gremial de Docentes de la UTN (FAGDUT), aunque realizando una jornada de paro la primera y tres jornadas de paro la segunda. La incorporación de estas organizaciones al conflicto  determinó así el incremento registrado en la cantidad de huelguistas entre los estatales.

Los reclamos salariales de los docentes de Neuquén y el de los estatales de Chaco y La Pampa que habían comenzado en meses anteriores fueron continuados durante junio, aunque tanto los arreglos salariales en Neuquén y Chaco como la reapertura de la paritaria de los estatales de La Pampa permiten vislumbrar una menor conflictividad en los próximos meses.

La Asociación Bancaria (AB) protagonizó otro conflicto relevante por la cantidad de trabajadores involucrados, lo que paralizó los bancos estatales y algunos privados de todo el país en reclamo de la reincorporación de 36 trabajadores despedidos hace más de un año en la Caja de Ahorros de Tucumán. Por este conflicto los empleados bancarios ya habían realizado un paro nacional en mayo.

Los empleados estatales de la provincia de Buenos Aires agrupados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), también volvieron a parar en junio, esta vez denunciando el vaciamiento de la obra social de los trabajadores estatales.


Como hecho novedoso del mes cabe mencionar el inicio de un conflicto protagonizado por empleados estatales de la provincia de Jujuy. Uno de los frentes sindicales que aglutina a estos trabajadores realizó tres días de paro en desacuerdo con el aumento salarial ofrecido para la segunda mitad del año.


disaster!: condenados al default, ak ak!



Horacio Rovelli

Por si falta algún elemento para cerciorarnos que los fondos buitres lo que quieren es el default de la Argentina, basta ver la patética actitud del Juez Griesa, la sola lectura de la versión taquigráfica de las audiencias por el caso argentino demuestran la parcialidad del juez, que no duda en justificar su fallo porque las autoridades de nuestro país no son serias, o porque adivina una intención de no pagar, o porque infiere que no se quiere cumplir con el fallo de la justicia de los EEUU.

Casi las mismas sandeces que repiten los economistas, políticos y medios hegemónicos de nuestro país, que escribe el ex jefe del FMI y mendocino Claudio Loser, que repite American Task Force Argentina (ATFA), por nombrar los más conspicuos cipayos y abogados de los que pretenden que la Argentina sea un deudor serial, por decirlo en términos de ellos.

En primer lugar podemos decir que al haber aceptado emitir títulos de deuda que sean regidos por otra jurisdicción fue una cláusula para entrar en el Plan Brady en 1989, la otra fue que los planes económicos debían cumplir con el consenso de Washington, cuyo principal objetivo fue el de valorizar el capital a costa del trabajo y la producción nacional. Por ende el fallo del Juez Thomas Griesa y su confirmación por la Corte de Apelaciones de Nueva York, y hasta el rechazo de tratar el caso argentino y de esa manera convalidar los dos fallos adversos contra nuestro país de la justicia norteamericana, puede ser legal, pero es injusto.

Es injusto interpretar como interpreta el Juez Griesa el “pari passu”, y exigir que nuestro país le dé un trato preferencial al reclamo de los fondos buitres, y no se le haga una quita del 65% del capital y a pagarse en plazos que llegan hasta el año 2028, como se hizo con los que aceptaron el canje de los títulos viejos de la deuda por nuevos en los años 2005 y 2010, y se lo hace a sabienda que la cláusula RUFO (derechos sobre futuras ofertas) permite a estos últimos reclamar que se les pague igual que lo que pretende el Juez Griesa se le pague a los “fondos” como los denomina American Task Force Argentina.

Obviamente el objetivo de los fondos buitre es reclamar antes del 31 de diciembre 2014 en que vence la cláusula RUFO, para que a la Argentina no le quede otro camino que incurrir en default, y para ello es funcional la justicia de los EEUU que nos impide pagar la deuda, porque el fondo NML Elliot y los otros fondos buitre, van a cobrar el Credit Default Swaps (CDS) de la deuda argentina, que es el seguro al determinarse nuestro default , por un lado, y la necesidad de castigar a un país que bajo la administración de Néstor Kirchner se animó en forma unilateral hacer dos canjes con una quita del 65% del capital, por el otro.

Pienso honestamente que estamos condenados al default, que se declaró a las 10,30 horas Argentina del 16 de junio de 2014 cuando se conoció el dictamen de no tratar el caso argentino por la Corte Suprema de los EEUU.

Ahora esta agresión tan nítida, tan clara contra nuestro país porque no se ve, y también creo que es porque no nos detenemos a ver como se suceden los acontecimientos.

Si nos detuviéramos un minuto, uno solo en leer y volver a leer la noticia del día 22 de julio 2014, que no podemos ni debemos dejar que pase desapercibida: American Task Force Argentina sostiene que: “…el gobernador Daniel Scioli; el alcalde Mauricio Macri, y el congresista Sergio Massa, se muestran a favor de un acuerdo negociado con los fondos como una forma de desbloquear la inversión en energía muy necesaria y la financiación de bonos globales”.

La cruzamos con otra noticia, pero del día martes 10 de junio 2014 en que convocados por el CEO de Clarín y enemigo declarado del gobierno, Héctor Magneto, en el MALBA – Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, estuvieron Hugo Sigman (grupo Insud), Luis Pagani (Arcor), Carlos Miguens, Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza), Enrique Cristofani (Banco Santander), Enrique Pescarmona (Impsa), Gabriel Martino (HSBC), Alberto Grimoldi, Juan Bruchou (Citibank), Luis Bameule, Pablo Taussig (ACDE), Rodrigo Somoza (Molinos Río de la Plata) y Paula Marra (Los Grobo), entre otros, y los principales candidatos presidenciales (Daniel Scioli, y Sergio Massa).

Para irnos unos días más atrás y leer que en el Hotel Panamericano de esta Ciudad de Buenos Aires, el 14 de abril 2014, el Lic. Luis María Savino, titular del CEA (Centro de Estudios Americanos)[1], ante 300 ceos (gerentes principales) de las mismas empresas que fueron invitados por Magneto al MALBA, dijo que tras hablar con diferentes precandidatos presidenciales “estamos viendo que hay una concentración de sensatez parecida”

Esto es, los fondos buitres o los “fondos” como ellos se denominan, van a cobrar el seguro por el default, y después, con otro gobierno razonable, van a cobrar el cien por ciento de sus reclamos.

La dignidad no solo está en enfrentar valientemente a los fondos buitres, sino también en la inteligencia de comprender quién es quién y qué papel juega al respecto, así como la de denunciar lo que está pasando y en qué bando está cada uno, a lo que se le debe sumar la capacidad para que ese final pronosticado por Luis María Savino, amainado por Héctor Magneto y preferido del capital financiero internacional no se cumpla.

Como afirmara la Junta Tuitiva de los Derechos del Pueblo, el primer gobierno libre de América del Sur, en Chuquisaca en 1809: “Despertad del largo letargo, hemos guardado un silencio muy parecido a la estupidez”.

7/22/2014

y dónde está lustó?




El Coty Nosiglia baja a la CABA con el ideólogo y crítico de la 125 para acordar con el PRO, aunque vamos a ver cómo arman esa lista.

Qué pasa con el Guasón Larreta? Mauricio lo entrega y regala la ciudad al segmento de UCR que lo acompañe en Córdoba, Mendoza, Buenos Aires, Entre Ríos...?

Mientras en la City leemos en Letra P

En un encendido documento, UNEN descartó ir con el Pro en la Ciudad

Unen_CabaLuego de que algunos dirigentes de UNEN jugaran con la idea de ir a una interna con el Pro en las elecciones a jefe de gobierno porteño, desde el frente de centroizquierda buscaron terminar con las especulaciones: firmaron un documento en el que se pronunciaron como una “alternativa” al macrismo.
Los 8 partidos que conforman la mesa política de UNEN en la Ciudad manifestaron hoy en un escrito que decidieron “por unanimidad” reafirmar “la voluntad política de ser alternativa de gobierno al Pro en 2015″.
El pronunciamiento llega después de que el titular de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, especulara con la posibilidad de ir con el Pro en la ciudad, lo que provocó la inmediata reacción de compañeros de espacio, como Elisa Carrió, Pino Solanas y Roy Cortina.
El senador Fernando “Pino” Solanas, presidente de UNEN en Capital Federal e integrante del Interbloque de senadores del FAP-UNEN-CCARI sostuvo que “los dirigentes que impulsan estas insinuaciones están traicionando la propuesta de UNEN y al voto ciudadano”...

Mássa

lo único que tengo es una foto y comprendo que ya no volverás




tuit polémico

oh no, lo hizo de nuevo!




Griesa no repuso la cautelar pero pidió "pasos sensatos" para evitar el default

Dijo que no hace falta suspender el fallo en favor de los buitres para negociar y que no se pronunciará sobre los bonos en euros o en yenes. Condenó la "retórica incendiaria" de Argentina y convocó a un encuentro con Pollack para mañana.



impuesto a las ganancias, el montaje perfecto: trabajadores formales mejor remunerados y empresas

La demanda del 10% de los trabajadores formales mejor remunerados:

El Gobierno solicitó una semana de plazo para brindar alguna respuesta a los planteos que sobre los descuentos por Ganancias en salarios, le acercó ayer la CGT de Antonio Caló. Esa fecha tiene directa relación con el miércoles 30 donde se deberá definir el marco de la negociación que la Casa Rosada lleva adelante en Washington por el tema de los holdouts. El metalúrgico también elevó la pretensión de que los sueldos desde $18.000 queden libres de quitas y además se establezca un mecanismo de ajuste automático para evitar los desfasajes que detona el impuesto al sueldo.

El vértice optimista de los dirigentes gremiales, a la hora de sopesar la reunión, se fijó en la posibilidad de que el último aguinaldo, que acaban de percibir los trabajadores, no sufra descuentos. Si esa chance se concreta, ameritaría un ajuste contable en las empresas y la devolución con el salario de julio, la posibilidad no fue descartada anoche por dos fuentes del Gobierno a Bae Negocios. El pedido de “aguinaldo free”, nada casual, también lo llevará mañana la CTA de Hugo Yasky al Ejecutivo. Además de Jorge Capitanich de la mesa participó el titular de Trabajo, Carlos Tomada. Ambos fueron testigos de la preocupación sindical, sobre todo en la perspectiva del próximo encuentro del consejo directivo donde el metalúrgico deberá reseñar esta gestión. Algunas voces más distantes del núcleo sólido de Caló ya hablan de la posibilidad de “reclamar en las calles”.

Ajuste por inflación, la demanda empresaria:

En el fondo de la polémica por el ajuste de las escalas del Mínimo no Imponible está la demanda empresaria del ajuste por inflación que les permitiría dejar de pagar una parte importante del monto del Impuesto, ajuste que hoy está prohibido por ley. 

Respecto a la posición empresaria, el verdadero motor de los reclamos travestidos de mejoras en los salarios de los trabajadores de la cúpula, leemos:

Cada vez son más las voces que se alzan en reclamo de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Y no son pocos quienes piden que los salarios dejen de integrar la base pasible de imposición.

Sin embargo, y salvo raras excepciones, casi nadie se refriere ya públicamente, ni aún de manera tangencial, al “ajuste por inflación”, pese a ser un tema más que sensible en el esquema de modelo que lleva adelante el Gobierno Nacional (pero por sobre todo, popular).

El “Ajuste por inflación”, consiste en una reexpresión de los diferentes componentes de los Estados Contables, ajustando los rubros no monetarios a efectos de determinar la pérdida de valor que experimentan los rubros monetarios.

Lo importante en sí de poder aplicar o no este método, es la diferencia sustancial que puede quedar en evidencia en términos de información financiera y por ende, útil para la toma de decisiones de los directivos de un ente, terceros con participación o interesados en el mismo.

La imposibilidad de que las empresas practiquen el ajuste por inflación, está contemplada en la legislación aún vigente desde 1992, que nació con la Ley de Convertibilidad, obligando a estos entes a tributar sobre la base de utilidades ficticias, generando obviamente, diferentes distorsiones. Entre estas, es posible identificar: los resultados de las ventas, amortizaciones, estados contables, saldos de las cuentas, entre otras.

Así por ejemplo, una empresa que contabiliza la incorporación de su mercadería a costos históricos, es decir al precio del momento en que adquirió el bien, cuando calcule el resultado bruto de la venta, estará comparando mercaderías por un precio no actualizado contra el precio al que las vendió tiempo después, esto es, el precio corriente.

Se concluye entonces erróneamente, que ha obtenido ganancias superiores a las efectivamente obtenidas, debiendo pagar en consecuencia el impuesto en tales conceptos por algo que no es real.

Lo mismo ocurre al comparar estados contables de diferentes ejercicios.

Al medir por ejemplo los activos, tanto corrientes como no corrientes, a costo histórico, se están comparando elementos componentes de ese rubro en moneda de diferente poder adquisitivo.

Entonces, al sumar el total del Activo, se están sumando rubros como “Efectivo” con dinero de diferente poder de compra, más el rubro “Bienes de cambio” que puede contener bienes cuyo valor difiere según cuando se hayan comprado y cuánto se haya desvalorizado la moneda entre una incorporación y la otra, más el rubro “Bienes de uso” con bienes que pudieron adquirirse hace muchos años o ese mismo día, siendo incompatible su comparación. Y en general así ocurre con todos los saldos de las diferentes cuentas.

Simplemente a título de ejemplo, podría suponerse que una empresa adquirió un inmueble en el año 1995 cuando $1.- equivalía a U$S 1.-

Si se vendiera ese inmueble hoy al mismo precio en dólares, no habría ganancia, pero para el Impuesto de referencia el precio de venta sería el monto convertido al tipo de cambio oficial actual, y eso arrojaría una renta gravable, que es la diferencia entre ambos valores, por lo que se debería calcular el 35 % y destinarlo a tributar ganancias.

Sin embargo en realidad, dada la pérdida de poder adquisitivo de la moneda durante todos estos años, perfectamente pudo no haber existido ganancia alguna.

En consecuencia, cabe pensar que probablemente, en la mayoría de estos casos, se esté ocurriendo en un aumento artificial de la tasa nominal del impuesto, es decir, en “confiscatoriedad”. Aunque estos casos son cuestión de hecho y prueba. Lo que sí está claro es que, al menos el principio constitucional de equidad, resulta afectado.

Concluyendo entonces, hoy, como consecuencia de la falta de adecuación legal, las empresas pagan impuestos por ganancias irreales que se generan por la imposibilidad de practicar el ajuste de las distintas variables determinantes de la base imponible

Sin embargo, la norma referida, no determina a qué debe considerarse un "contexto inflacionario". Generalmente, y a nivel mundial, se reconoce tal contexto cuando el incremento generalizado de precios es superior el 100% en 36 meses.