3/04/2013

fierros judiciales: los delirios de lorenzetti o “lo que me pone en pedo es la soda”


El discurso corporativista del Poder Judicial, encarnado en las palabras del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, no hace más que confirmar la alta politización del sistema judicial argentino. La propuesta del Poder Ejecutivo, justamente, redobla la apuesta y busca abrirlo definitivamente a la política.


La  memorable frase del dirigente radical César "Chacho" Jaroslavsky, "Hay que cuidarse de ese diario. Ataca como partido político y si uno le contesta, se defiende con la libertad de prensa", puede ser perfectamente aplicada a muchos de nuestros magistrados. Atacan como partido político y, si uno les contesta, se defienden con la independencia del Poder Judicial. El caso más notable, por lo empinado de su rol institucional, es el del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Don Ricardo Lorenzetti.

En efecto, el magistrado, en su ya inocultable disputa con la Presidenta -y a fin de dar volumen a su candidatura opositora-, no dudó en subir el tono del enfrentamiento hasta poner en suspenso la soberanía del voto y las mayorías conformadas en democracia. Utilizó para ello una sentencia, no por falaz menos demostrativa del profundo desprecio a la voluntad popular que mueve a quien la pronuncia: "La Corte no debe gobernar, debe ser consistente con las mayorías del pueblo, con lo que van haciendo el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo a través de las leyes. Pero hay sobradas muestras históricas de que las mayorías han tomado decisiones inconstitucionales muy graves, como por ejemplo apoyar el Holocausto, el terrorismo de Estado o la pena de muerte".

Seguramente Lorenzetti sabrá que también hay “sobradas muestras históricas” de magistrados acompañando dictaduras genocidas. Aún hoy podríamos enumerar  una lista, como él señala, “consistente”, de jueces cómplices del genocidio. Pero nadie pone en duda la legitimidad del Poder Judicial, menos con semejantes “sobradas muestras históricas”. 
"Lo que sí prueba Lorenzetti con estas intervenciones opositoras es la politización ya existente en el aséptico Poder Judicial".

Sucede que, presumiendo inteligencia, Lorenzetti pone en acto una muy básica falacia post hoc (falsa causa), razonamiento que, a partir de la coincidencia entre dos fenómenos, establece, sin suficiente base (vaguedades como “sobradas  evidencias históricas”), una relación causal: el primero es la causa, y el segundo, el efecto. Clásicamente esa falacia era conocida con la expresión Post hoc, ergo propter hoc (Después de esto, entonces por causa de esto).

Lamentable razonamiento el del Presidente de la Corte, quien desconoce la especificidad de los fenómenos que enumera (Holocausto, dictadura y pena de muerte) y a los que encuentra una extravagante “causa común", las mayorías electorales. La sabiduría popular ha reaccionado ante tonteras semejantes, y hasta las ha transformado en un simpático chascarrillo: “Si tomo vino con soda me emborracho, lo mismo el whisky con soda, igual que el fernet con soda. Lo que me pone en pedo es la soda”.

En fin, si no gran conocimiento histórico, lo que sí prueba Lorenzetti, y de manera concluyente con estas intervenciones opositoras, es la politización ya existente en el aséptico Poder Judicial, frente a la cual, luego de denunciar la existencia de “fierros judiciales” que analizáramos en Télam oportunamente, la Presidenta impulsa ahora la democratización de la Justicia.
"Ampliar la intervención de la política al conjunto de las alternativas existentes rompiendo el gheto político conservador que configura el Poder Judicial. No se trata entonces de 'despolitizarlo', vieja consigna liberal conservadora, sino de politizarlo al límite."

Se trata de abrirla definitivamente a la política, la cual en su formato conservador ya la rebasa de cabo a rabo, y sin hipocresías dejar que toda la política ingrese en el “inmaculado” Poder Judicial, y no solo la que representa el interés de las corporaciones y los grupos de poder concentrado, la política en su modalidad ultra conservadora, que hoy domina ese poder del Estado.

En esa dirección secular se ordenan los proyectos de voto popular para seleccionar los integrantes del Consejo de la Magistratura, la creación de nuevas cámaras de Casación, transparentar el acceso a la Justicia, devolver las Cautelares “a su verdadero lugar y a su verdadera funcionalidad”  y, finalmente, obligar a todos los funcionarios a presentar sus declaraciones juradas.

Ampliar la intervención de la política al conjunto de las alternativas existentes rompiendo el gheto político conservador que configura el Poder Judicial. No se trata entonces de “despolitizarlo”, vieja consigna liberal conservadora, sino de politizarlo al límite. Democratizar la Justicia, una propuesta que rememora, discretamente, aquella conmovedora sentencia con la que Louis Althusser describía su método de pensamiento: “Jamás pude alcanzar la transparencia. Entonces he practicado como Mallarmè, como Heidegger, el obscurum per obscurius. A lo oscuro por lo más oscuro”.

5 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Su Majestuosa Infalibilidad ha omitido recordar , en los 150 años de la Corte, la trayectoria de la misma que desde el Fallo del 30 en adelante se canso de avalar tropelias y afanos varios.

Al estallar el golpe de Estado, la Corte Suprema estaba
integrada por los ministros José Figueroa Alcorta, Roberto
Repetto, Antonio Sagarna y Ricardo Guido Lavalle. Meses antes,
había fallecido el que quizá era su miembro más notable: Antonio
Bermejo. Constituía pues un Tribunal de indudable jerarquía
intelectual, de probada independencia y que tiempo después
demostraría su flexibilidad al acompasar los cambios que las
nuevas circunstancias de la economía mundial imponían.
Producido el hecho revolucionario, el nuevo gobierno se
limitó a notificar a la Corte su constitución. Y el Alto tribunal,
luego de analizar la nueva situación creada, con la firma de sus
cuatro ministros y del Procurador general de la Nación, doctor
Horacio Rodríguez Larreta, dictó una Acordada el lO de
setiembre reconociendo a las autoridades de facto.
Fijese Ud los apellidos en danza y esta todo dicho, si hasta el abuelito del Guasón estaba en el ajo

davidagreco dijo...

cuando escuche que decia eso de
"las mayorías han tomado decisiones inconstitucionales muy graves, como por ejemplo apoyar el Holocausto"
no lo podia creer. Que bestia, esta recontrajugado si se anima a decir semejante barbaridad en publico.

Nicolás Alfonso dijo...

Si Nando y el pez muere por la boca; este último discurso, berreta, indigno de la investidura pone en perspectiva aquella reunión "rutinaria" e "institucional" con la Asociación Empresaria Argentina.

Abrazo

osvaldo añon dijo...

HOLA ARTEMIO, AYER TE VI FRENTE A R.FRAGA. PREGUNTO ¿NO PODES DISIMULAR UN POCO? DIGO, PORQUE QUE SE LE VA A HACER, ESTO ES LO QUE HAY.
COMENTANDO ESTA NOTA DIGO QUE EL SUPREMO UTILIZA SOFISMAS, PARA ESO ES SUPREMO, NO ES CIERTO QUE LAS MAYORIAS SE EQUIVOCARON EN LOS TRES EJEMPLOS QUE CITA: LOS AUTORES DEL "ERROR" HISTORICO FUERON LOS COMPONENTES DE LAS MINORIAS HABITANTES DEL PODER, Y LAS MAYORIAS FUERON IGNORANTES DE LOS SUCESOS O FUERON SOMETIDAS POR EL TERROR A "NO VER, NI OIR, NI HABLAR" SO PENA DE MORIR EN SERIO. EL "ALGO HABRAN HECHO" PUEDE USARSE, COMO LO HACE EL SUPREMO, COMO COMPLICIDAD O COMO CREO YO LA FORMA DE DEFENDERSE DEL TERROR INTERNO, SOCIAL E INDIVIDUAL, Y DE DECIR "QUE NO ME TOQUE A MI".
POR OTRA PARTE NO EXISTE LA NO POLITICA COMO ASI LA OBJETIVIDAD. TODA OBRA DEL HOMBRE ES POLITICA, POR ACCION U OMISION.
LA ARGUMENTACION DE LA ASEPSIA ES UNA FALACIA PARA NO CITAR UN LATINAZGO REDUNDANTE.
EN EL COMENTARIO DE NANDO HABRIA QUE AGREGAR QUE LOS REGIMENES NUEVOS INCORPORAN PERSONAJES DEL ANTERIOR. EJEMPLOS: DESDE NAPOLEON CON TALLEYRAND Y FOUCHE; USA CON KISSINGER, VON BRAUN (NAZIS); HASTA PERON CON BORLENGHI, Y ENTONCES SE ENTIENDE QUE EL ABUELITO HAYA SIDO UN SUPREMO DE EPOCA Y HAYA FIRMADO CON PRONTITUD Y ESMERO.
ME QUEDAN DUDAS POR MI IGNORANCIA JURIDICA: NO SE PODRIA APROBAR UNA NUEVA LEY IGUAL A LA QUE LA PRESIDENTA LES ENSEÑO EN EL SENTIDO DE EDUCAR A LOS ...(¿SERIA MAS EXACTO DECIR REFREGO?) LEGISLADORES PROPIOS Y EXTRAÑOS Y QUE LA ACTUAL CSJ SE ENFRENTE A UN HECHO Y VEAMOS SI SACA UNA ACORDADA QUE LOS DESNUDE.
DENTRO DE LA MISMA IGNORANCIA NO PODRIA INSTRUMENTARSE A NIVEL MUNICIPAL UNA JUSTICIA VECINAL PARA LAS CAUSAS MENORES QUE ATOSIGAN EL MECANISMO ACTUAL?
PERDON POR LA LATA.SALUDOS.

Diego Quiles dijo...

muy bueno el post

lorenzetti y su poncho reversible ya está fichado cual basilisco gaucho

hay que hacerle ver el espejo