8/15/2016

sanata y fe: un poco de cordura


Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

La depresión económica que atraviesa la dermis social (que, según las encuestas aún no llegó a perturbar los esperanzados ánimos de la volátil y peligrosa clase media) es hábilmente aprovechada por el gobierno nacional, que instala la idea de lo que el escritor y analista político Jorge Asís profetizara sobre el epílogo del gobierno cristinista como “la peste de transparencia”.

Desde los astronómicos sueldos de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de Santa Fe, pasando por el “costo de la política santafesina” explicitado lapidariamente por la Sociedad Rural de Santa Fe; hasta los montos de subsidios con que cuentan los 19 senadores provinciales, denunciados por el concejal rosarino de Cambiemos Jorge Boasso, parecería que todo se encamina a que la sociedad piense que el sacrificio no es parejo para todos.

En el interín, desde los influyentes medios de comunicación centralizados (en Capital Federal, y que irradian hacia todos los confines del país) se muestran las obscenas imágenes de la corrupción kirchnerista en su estado delictual más primitivo: ex funcionarios con bolsos cargados de dólares revoleándolos sobre tapiales de conventos que no son conventos (con monjas que no son monjas, hoy desfilando ante la justicia); caja de seguridad de la hija de la ex Presidente (que nunca trabajó) repleta de fajos de dólares de dudoso origen lícito. Licitaciones con siderales sobreprecios y obras sin hacer con retornos “para la política” (José López dixit).

Todo bien para el Presidente Macri que de esa manera desenfoca a la sociedad – aunque más no sea por un momento – de los problemas derivados del tarifazo energético, la incapacidad para domesticar la inflación, y el demorado despegue económico.

Pero comprometido “para la política” en democracia. La “peste de transparencia” sin reactivación económica (ergo, gente con plata en el bolsillo como en el 2011 cuando Cristina Fernández ganó por el 54 %) puede despertar en la sociedad un oscuro sentimiento “antipolítico”que, tal como reflejáramos en estas páginas hace varias semanas citando un trabajo de campo realizado por el encuestador venadense Mauricio Soto, desemboque en otro “que se vayan todos” del aciago 2002.

El botón de muestra lo vimos hace una semana por televisión durante una manifestación de porteños en un barrio que padecía la falta de luz desde hacía varios días: “a Macri se le viene la noche; que haga algo, es nuestra última esperanza, ¿después que nos queda?; no confiamos mas en nadie”, casi rogaba un atribulado comerciante de la zona.

El Ministro de la Producción de Santa Fe Luis Contigiani, vocero del gobierno en materia de economía y producción (Saglione se encarga de hablar de las finanzas) acaba de vaticinar que si la economía no cambia, para fin de año la cifra de desocupación rondaría el 10 por ciento. Cálculos contradecidos por el intendente de Santa Fe y presidente de la UCR nacional José Corral, quien señaló que “la reactivación ya comenzó”, pero tardará un poco más en notarse en las grandes ciudades.

Julio Genesini, Ministro de Trabajo de la Provincia reconoció que se duplicaron los procedimientos preventivos de crisis con respecto del mismo período del año pasado.

Un trabajo realizado por la Municipalidad de Rafaela da cuenta que los datos de la recaudación local reflejan fuerte caída del consumo. La venta de lácteos al consumidor se derrumbó más del 40%. Pero también hay caída en las ventas de alimentos en general, carnes, calzados e indumentaria. Además, los datos del primer semestre, comparados con igual período del año anterior, reflejan una merma del 42% en la cantidad de nuevos comercios habilitados.

En esta capital, según la CAME Litoral el consumo se desplomó casi un 8%; mientras que los carniceros estiman en igual porcentaje la disminución del consumo de carne, con un alza en los precios que llega al 47% interanual y una demanda promedio de 55,2 kg anuales per cápita, (una baja del 7,8%); aunque sin embargo, existe optimismo en la industria: "vamos a empezar a crecer", aseguran después de doce años de políticas que destruyeron al sector.

Una luz, cara, en el camino.

Como si no faltaran tribulaciones , la Provincia a través de su empresa distribuidora de energía – EPE- es blanco de duras críticas de la oposición por culpa de la distribuida mayorista nacional CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico)que no acató el reciente fallo emitido el 3 de agosto por la Jueza Federal Martina Isabel Forns de San Martín, Provincia de Buenos Aires, a través del cual ordena a CAMMESA que se abstenga de aplicar el nuevo cuadro tarifario dispuesto en las resoluciones del Ministerio de Energía y Minería de la Nación.

Sencillamente CAMMESA le facturó a la EPE el consumo de julio al precio actualizado el 1° de febrero, y naturalmente así es como la EPE le facturó a sus clientes. El Gobernador Miguel Lifschitz dijo que "por ahora no vamos a producir ninguna modificación hasta que no recibamos una instrucción clara de quienes nos proveen la energía".

Lifschitz junto a otros siete gobernadores llegaron a la conclusión de que “no es conveniente” retrotraer el cuadro tarifario, pero hay que buscar la manera de flexibilizarlo. Todos reconocieron el retraso de los últimos años en materia de luz y gas; pero no advirtieron que no es justo que la sociedad lo pague todo de una sola vez.

El Gobernador santafesino añadió que "mantener el clima de incertidumbre es muy negativo, por eso es necesario tener y ofrecer un plan de beneficios adicionales a los que ya se han planteado, que flexibilicen la aplicación del cuadro tarifario y eviten situaciones conflictivas"; mientras esperan el laudo de la Corte Suprema.

Además de Lifschitz, quienes admitieron que las tarifas están desfasadas fueron los gobernadores María Eugenia Vidal (de Buenos Aires- PRO), Alfredo Cornejo (Mendoza- UCR), Gustavo Eduardo Bordet (Entre Ríos- PJ), Omar Gutiérrez (Neuquén- MPN), Rosana Bertone (Tierra del Fuego - PJ), Juan Schiaretti (Córdoba - PJ) y Domingo Peppo (Chaco - PJ).

Frente de la discordia

La oficialización el pasado martes de Cambiemos Santa Fe en el Comité nacional de la UCR en Capital Federal, generó movimientos telúricos dentro del radicalismo santafesino, a la vez que activó los sensores de alarma en el FPCyS.

“Hoy estamos peor que ayer, pero mejor que mañana”; el afligente aforismo pertenece a un encumbrado miembro del sector radical NEO, espacio que no formó parte del lanzamiento oficial el martes en Buenos Aires del misil macrista Cambiemos Santa Fe, teledirigido a terminar con el FPCyS en Santa Fe sin fecha cierta de impacto; aunque desde el cuartel del PRO quieren que la colisión ocurra lo antes posible.

Nada de lo que está pasando les es ajeno a los signatarios del FPCyS. Nosotros lo relatamos cuando el frío y lluvioso sábado 28 de mayo nació Cambiemos Santa Fe en el Hotel Riogrande de esta capital, y que hace dos días recibiera el bautismo oficial en Capital Federal.

En aquel entonces, los mismos personajes políticos del martes (Marcos Peña y Rogelio Frigerio) habían conminado a los presentes (radicales UNL y MAR) a “ganar la Provincia el año que viene (a diputados nacionales) e ir “casa por casa en cada pueblo de la Provincia para armar listas propias”. Luego, la diputada nacional galvense del PRO Gisela Scaglia instaba – ya por aquel entonces – a los diputados radicales UNL y MAR a formar parte del bloque Cambiemos junto al PRO.

El martes en la casa radical nacional Friguero repitió las mismas consignas. Pero de manera más seria y decididamente. Decisión apelada por el Presidente de la UCR santafesina Julián Galdeano, quien tranquilizó (al FPCyS) diciendo que no habrá interbloque radical Cambiemos en la Cámara de Diputados de Santa Fe, y en las elecciones provinciales del año que viene el radicalismo irá con el FPCyS.

Galdeano le dio la razón al Gobernador Miguel Lifschitz, quien había relativizado el efecto inmediato en la Provincia de lo acontecido en Buenos Aires.

De todos modos, el misil ya despegó y tiene destino prefijado: el FPCyS.

Rubén Galassi, líder de la bancada socialista de diputados cree que este año hay que pasarlo sin sobresaltos políticos: “tenemos que dedicarnos a gobernar, el horno no está para bollos y la ciudadanía espera otras actitudes de nosotros” sentenció, sin dejar de advertir que “el año que viene cuando comencemos a hablar de listas veremos de qué lado estará cada uno” (por los socios radicales de Cambiemos)

Roy Lòpez Molina, joven diputado provincial del PRO coincide con Galassi en que por ahora no hay que apurar los tiempos; pero que inevitablemente el año que viene para las elecciones provinciales sus socios radicales deberán definirse: “cómo harán (los radicales aliados) las con listas de concejales en Santa Fe y Rosario; ¿nos van a enfrentar (al PRO) como FPCyS para después en las nacionales de octubre ir todos juntos?, quedará muy descolocado ante la población y el único perjudicado será el Presidente Macri”, razonaba.

Gabriel Real, líder del PDP acotó que su Partido no participó de la foto de Buenos Aires porque le avisaron a último momento, pero básicamente porque no vislumbra aún panorama claro dentro de esta coalición híbrida aún en la Provincia, según su razonamiento. Por ahora no saca los pies del plato del FPCyS.

Cecira Arcando, representante parlamentaria del Partido FE dentro de Cambiemos Santa Fe nos hizo notar que FE “es la pata peronista dentro de Cambienos Santa Fe”. Precisamente este sábado se llevó a cabo un congreso de representantes en el camping de UATRE en la costa santafesina para afianzar la presencia territorial de FE.

Por lo visto todo el mundo quiere mostrar las cartas mas fuertes a la hora de jugar electoralmente el año que viene.

Peronismo en busca de liderazgo

Pasó por el PJ de esta capital para reunirse con el Consejo Ejecutivo el Gobernador de Salta Juan M. Urtubey con la intención de transmitir el mensaje de nuevos aires que deben soplar en el peronismo si quiere volver a ser protagonista y herramienta de cambio en el escenario político. Con criticar a Macri no alcanza.

“Salimos del realismo mágico (del kirchnerismo) para entrar en la ortodoxia liberal más absoluta”, deslizó el aspirante (a la Presidencia en el 2019) Gobernador salteño, e una de sus duras catilinarias contra la gestión anterior a la que tildó de “personalista”, y que hoy “ya no tiene expresión social, política ni ideológica”.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de los que trabajamos y ejercemos, los que no, hacen la revolución y bajan de Sierra Maestra”, descerrajó.

Urtubey le pone a la política un poco de cordura. No es momento para desafiar a la sociedad y creer que será indiferente.

No hay comentarios.: