8/24/2016

entrevista a ferraresi: la situación está complicándose

"Cristina es discutida por algunos dirigentes no por la gente"

Entrevista al intendente peronista de Avellaneda, Jorge Ferraresi. "Para los grupos concentrados y mediáticos, Massa es la alternancia neoliberal al macrismo", describió.
Por Enrique de la Calle
APU: ¿Qué balance hace sobre estos 8 meses de gestión de Cambiemos en Nación y PBA?

Jorge Ferraresi: Está complicándose la situación. Siempre doy un número que es el de recaudación: en los dos últimos dos meses estuvo en torno al 22%, cuando la inflación superó el 40%. Es un número que tiene que ver con el consumo y la producción en el país. Es un número muy objetivo para ver que estamos hablamos de una caída de 20 puntos.

APU: ¿Cómo repercute eso sobre las cuentas locales?

JF: Tenemos una visión muy fuerte sobre la gestión. Además, realizamos una reforma económica que nos permite estar bien. Realizamos una obra por semana y entregamos un subsidio por día. Queremos estar muy cerca de la gente. Por supuesto, sufrimos la baja en la recaudación por la caída de la actividad. Pero lo habíamos previsto, por eso estamos bien. Sabíamos que estas políticas iban a impactar sobre la producción.

APU: Lo llevo a discusiones más políticas: ¿qué opina sobre la reforma política que restringe los mandatos de los intendentes?

JF: Creo que hay temas más importantes para pensar una reforma política, como el financiamiento de los partidos políticos. Esto es casi anecdótico. Uno aspira a generar recambios, con lo cual no me opongo. También es cierto que aquel que tiene voluntad de ser intendente y es elegido por mandato popular, también podría hacerlo. No tengo una posición muy definida respecto al tema. Me parece que hay cuestiones mucho más relevantes.

APU: Hay un debate en el peronismo en torno a cómo pararse frente al macrismo, desde posiciones más moderadas a otras más duras. ¿Cuál es su posición?

JF: La democracia tiene oficialismo y oposición. La población nos ubicó como opositores y tenemos que defender nuestra propuesta que fue votada por el 49% de los votos. El tiempo fue acomodando algunas cosas: hace unos meses éramos pocos los opositores. Ahora son muchos más. Porque se están viendo los efectos de las políticas en la gente. Se terminó el tiempo de compartir la gobernabilidad, como planteaban algunos dirigentes. Cuando vos ves en tu municipio que la gente pierde el trabajo, que aumenta cada día la gente que pide comida, que los comercios empiezan a cerrar, sabés qué posición tenés que tomar.

APU: Ese debate en torno a cómo pararse frente al macrismo también se reprodujo en la reciente unificación de la CGT, donde el sector de Sergio Palazzo planteó una posición más dura frente a Cambiemos. Incluso, pidió una medida de fuerza...

JF: Lo van a tener que hacer porque eso le van a pedir las bases. Son discusiones que se dan en la CGT pero que también tienen lugar en otros espacios. Se viene una marcha federal dentro de unos días. Es un debate que está tomando temperatura a partir de las políticas del gobierno nacional. La cuestión del tarifazo movilizó a los ciudadanos. Se viene una nueva etapa, más política, y tenemos que estar a la altura de las circunstancias.

APU: Dentro de ese "tiempo político" que se viene está la cuestión electoral. Hay sectores que hablan de una necesidad de reunificación del peronismo, que incluya al Frente Renovador, como forma de enfrentar al macrismo.

JF: Queda mucho tiempo para discutir esas cuestiones. Hoy tenemos problemas más urgentes, que tienen que ver con el trabajo y la comida de la gente. Sin embargo, sí puedo decir que el Frente Renovador ha elegido otro camino. En provincia de Buenos Aires son un co-gobierno con María Eugenia Vidal y en Nación le proponen una pantalla al macrismo para consensuar leyes. Eso es un límite para nosotros. Para los grupos concentrados y mediáticos, Massa es la alternancia neoliberal al macrismo. No veo un posicionamiento en común con ese sector.

APU: ¿Cómo analiza el rol que está desempeñando Cristina? En las últimas semanas recorrió Avellaneda y Ensenada.

JF: Es un liderazgo intransferible. Está en el lugar que la sociedad le pidió. Su liderazgo es claro y definido. La gente la reivindica a partir de lo que fueron 12 años de gestión y de recuperación de derechos. El problema no es de la gente sino de algunos dirigentes que no ven esta realidad. Cristina es discutida por algunos dirigentes no por la gente. Pero el tiempo acomoda las cosas o se tendrá que dirimir en elecciones.

APU: ¿Cree que hay un desfasaje entre algunos dirigentes y la gente en torno al liderazgo de CFK?

JF: Algunos dirigentes han dicho eso, que Cristina no lidera o conduce al espacio. Es el posicionamiento de esos dirigentes. No creo que la gente tenga esa misma percepción, uno ve qué pasa en los lugares que recorre Cristina. Son visiones. Cada uno ve la realidad que quiere ver. Después, se define en las urnas.

APU: ¿Cree que Cristina debería presentarse en 2017 como forma de ratificar su liderazgo?

JF: Creo que no. Ella está en otra etapa distinta. El 2017 es de otros actores, Cristina está para construir un espacio de cara a 2019. Pero es una opinión personal. Igualmente, cuando hablo con Cristina no lo hacemos sobre 2017 sino sobre los problemas que tiene la gente, en relación al consumo, al trabajo, a la actividad productiva. Tenemos que estar atentos a la agenda de la gente.

APU: Hay intendentes bonaerenses que han armado diferentes grupos como Esmeralda o Pacto de Padua. Los jefes comunales que responden al liderazgo de Cristina, ¿piensan en replicar un esquema similar?

JF: Participamos de distinto ámbitos sin llamarnos de ninguna manera en especial. Hay espacios de encuentro con intendentes de otros grupos. Lo importante tiene que ver con otra cosa, que consiste en ampliar mayorías, convocar a amplios sectores, poniendo límites a esa unidad, con la idea de volver al gobierno con un proyecto nacional.

APU: Por último, ¿cómo analiza la ruptura del Movimiento Evita del bloque de diputados del Frente para la Victoria? Sobre todo considerando que un sector del Evita es parte de su gobierno en Avellaneda y marcó diferencias con la conducción nacional.

JF: No participo de esa discusión porque no soy del Movimiento Evita. El espacio que está con nosotros en el municipio marcó diferencias con la mesa nacional. Eso pasó en muchos lugares. Me parece sano el debate. Cada organización verá cómo dirime esa discusión.

No hay comentarios.: